Inicio / Embarazo y Parto / ¿Estás embarazada? Este es el medio de transporte más seguro para ti y tu bebé

¿Estás embarazada? Este es el medio de transporte más seguro para ti y tu bebé

¡Ojo! Sigue estos consejos a la hora de salir de casa.

Durante el periodo del embarazo es fundamental seguir con nuestras actividades de rutina: ir a la oficina, realizar trabajos del hogar, ir al supermercado y tantas otras que son parte de nuestro día a día. Pero ¿cuál es el mejor medio de transporte durante esta etapa? ¿Cuáles son los cuidados que debemos tener? Acá van algunos consejos a la hora de salir de casa:

– Viaje en auto:

Probablemente sea el transporte más cómodo durante el embarazo. No hay ninguna limitación para que la mujer embarazada pueda manejar, siempre y cuando se realice un ajuste de la silla y la posición del volante -sobre todo cuando el embarazo está avanzado-, manteniendo una distancia mínima entre 20 y 25 cm entre la posición del volante y el cuerpo de la persona que conduce. El uso del cinturón de seguridad es obligatorio e indispensable, poniendo la cinta superior sobre el hombro entre el pecho, y la cinta inferior del cinturón siempre debajo del vientre.

Si los trayectos para conducir son largos (mayores de 90 minutos), se deben realizar paradas frecuentes para caminar un poco y extender las piernas; el tiempo máximo recomendado para conducir antes de realizar las paradas es de 2 horas. Si la mujer embarazada es la que va manejando, es recomendable que lo haga a una velocidad adecuada, sin realizar paradas bruscas y evitando al máximo accidentes de tránsito que pongan en riesgo su vida y la del bebé. Es esencial recordar siempre dejar un buen espacio al momento de estacionar el auto, preferentemente hacerlo en los lugares especiales para embarazadas. Si no es así, es posible que al regreso no haya espacio para que consiga ingresar al vehículo cómodamente.

– Viaje en micro o metro:

Es importarte tener en cuenta que en estos medios de transporte existen sillas especiales para embarazadas y que pueden ser solicitadas si al subir están ocupadas. Es crítico tener precaución al bajar y subir, ya que en ocasiones las micros o el metro tienen escaleras o el acceso a ellos es un poco difícil, de manera que se corre el riesgo de caídas y golpes. También es necesario recordar que se debe esperar a que la micro y el metro se detengan para ponerse de pie y poder salir, del mismo modo a que la gente salga o den paso para evitar accidentes. 

No es recomendable usar este tipo de transporte después de la semana 35 de embarazo, ya que pueden ser peligrosos por el riesgo de caídas y golpes antes mencionados.

 – Viajes en avión:

En principio, los viajes en avión no implican ningún riesgo para las mujeres en estado de embarazo, es el transporte más seguro para tramos largos, sobre todo en los primeros seis meses.  Más o menos desde la semana 32-34 de embarazo las aerolíneas solicitan un permiso o certificación de un médico ginecólogo para poder viajar, así como la firma de un documento que exima a la compañía aérea de responsabilidad si se presenta algún problema con el embarazo durante el vuelo. Como cada una de ellas tiene especificaciones particulares, es importante informarse al respecto.

Siempre es mejor viajar en las sillas delanteras, ya que generalmente cuentan con más espacio y están cercanas a los baños. Si el trayecto es muy largo, hay que realizar descansos: levantarse de la silla y caminar un poco. En caso de usar una maleta o bolso de mano, tratar que sea liviano y pedir ayuda para subirlo al portaequipaje.

 Tips básicos:

1- Llevar lo necesario: solamente lo que se considera indispensable, nada muy pesado e innecesario que pueda llegar a estorbar.

2- No hacer trayectos muy largos: lo ideal es no estar más de 120 minutos sin mover las piernas; si el trayecto a realizar cubre más tiempo del recomendado hacer pausas, pararse y caminar.

3- Elegir el medio de transporte en el que puedan sentirse más cómodas y tranquilas.

4- Usar los espacios de estacionamiento para embarazadas o personas con discapacidad, estos son más amplios y dan más comodidad para entrar y salir del auto.

5- Pedir nuestro lugar en los transportes públicos: no importa que muchos se enojen si piden una silla, como embarazadas tienen el derecho de viajar en sillas especiales, finalmente, ¡para eso son!

6- Siempre vigilar el vientre: protegerlo con las manos, no pasar por lugares pequeños donde haya restricción de espacio, corren el riesgo de golpearse.

7- Después de tener un viaje seguro, levantarse del asiento solamente cuando el transporte esté en alto total, esto disminuye el riesgo de caídas.

8- Viajar siempre segura: después de las 35 semanas idealmente acompañada, recuerden que lo más importante es mantener el bienestar nuestro y de su bebé.

Por Lina María Quijano Robayo, médico Pediatra, especialista para Huggies.

De Interés

vientre

[FOTOS] Madre derriba los prejuicios en torno a la cesárea con desgarradora y realista imagen de su vientre tras el parto

La joven quiso mostrar lo que verdaderamente significa. Hoy en día está muy en la ...

Comentários no Facebook