Inicio / Hijos y Familia / ¡Atentas! Así puedes detectar si tu hijo está siendo víctima de bullying

¡Atentas! Así puedes detectar si tu hijo está siendo víctima de bullying

En Chile, el Ministerio de Educación señala que quinto básico es el curso donde existe mayor información de acoso y matonaje escolar, especialmente en niños varones de entre 9 y 11 años.

 Las cifras son más que preocupantes: el 25% de los jóvenes afirma haber sufrido alguna forma de acoso debido a su apariencia física, otro 25% por motivos de género u orientación sexual y otro 25%, en razón de su origen étnico o nacionalidad. Así lo indica el informe “Acabar con el suplicio: cómo abordar el acoso escolar, desde el patio del colegio al ciberespacio”, elaborado por la red social U-Report del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y por el Representante Especial del Secretario General sobre la Violencia Contra los Niños.

Este informe recoge las respuestas de una encuesta realizada en 2016 entre 100 mil jóvenes de 18 países sobre su experiencia en relación con el acoso escolar.

La psicóloga y docente de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad del Pacífico, Susana Arancibia indica que no existe una única causa de la conducta de bullying; sino diversos factores que facilitan la aparición de dichas conductas. “Por eso, cuando se desea intervenir, se debe trabajar sobre diversas instancias influyentes: el propio alumno víctima, espectadores, organización del centro y familia, entre otros”, precisa.

Entonces, ¿cómo detectar que un niño está siendo víctima de bullying? “Algunas de las manifestaciones más comunes de la presencia de bullying en los escolares es que pueden presentar dificultades para dormir, dolor abdominal, agresividad, conductas regresivas, rebelión, etc. En los preadolescentes y adolescentes estos signos se agudizan, con la dificultad adicional para los padres de poder determinar si la conducta observada es parte de los cambios propios de la etapa que viven o una alteración mayor”, acota la experta.

La especialista añade que algunas de las manifestaciones a las que se debe poner atención son las conductas agresivas y autoagresivas en el hogar y/o hacia los compañeros, trastornos de alimentación, conductas de riesgo y/o autodestructivas.

“Junto a esto es fundamental observar si el niño o adolescente presenta heridas o moretones importantes en su cuerpo, si llega del colegio con el uniforme roto, si comenta que le roban  o esconden sus cosas, partiendo por la colación, entre muchas otras. Un aspecto muy relevante a considerar es cuando evita salir solo del colegio y deja de realizar actividades que antes disfrutaba para encerrarse en su casa, limitando el contacto con quienes previamente reconocía como sus amigos”, concluye la docente.

Video Destacado

De Interés

¡No todo es videojuegos o televisión! Tu hijo necesita jugar al aire libre por esta razón

¡No todo es videojuegos o televisión! Tu hijo necesita jugar al aire libre por esta razón

¡Atentas! Si bien los videojuegos, internet y la televisión se han tomado la vida de ...

Comentários no Facebook