¡Atenta! Sigue estos consejos para que tu hijo no repita el año

La responsabilidad de mejorar el rendimiento escolar de los niños genera inquietud en los padres, sensación que en ocasiones es traspasada a los hijos y puede intervenir en su proceso de aprendizaje. Por eso, para dejar de preocuparse y comenzar a “ocuparse” de la situación, la académica de la Facultad de Educación de la Universidad Santo Tomás, Cristina Achavar, entrega las siguientes recomendaciones:

1- Ejercite la atención focal: No todo es igualmente relevante a la hora de estudiar contenidos escolares. Es indispensable apoyar a los niños y niñas a centrar atención en la información importante.

2- Apoye el mejoramiento de la memoria de trabajo: A pesar de que el aprendizaje es un proceso complejo, igualmente se basa en procesos cognitivos básicos. Este es el caso de la memoria. Las tareas de alta demanda cognitiva exigen la utilización de información on line, es decir, la resolución de problemas con respuesta concisa.

3- Favorezca una rutina: El estudio requiere de organización y planificación, lo cual implica una anticipación a la tarea a realizar. Esto es fundamental para categorizar la información. Se relaciona con el espacio, los recursos disponibles para ejecutar tareas y jerarquizar ideas relevantes.  

4-Promueva la autorregulación y un clima propicio: Todas las actividades mentales están mediadas por la vida emocional. El estudio no es la excepción. Para iniciar cualquier proceso de aprendizaje que requiere dedicación y esfuerzo cognitivo, es necesario crear un clima favorable.

5-Genere espacios de aprendizaje compartido: La cognición también es social. Estudiar en grupo es beneficioso, puesto que, en muchas ocasiones, los pares o hermanos son tutores mucho más efectivos que los propios padres.

6- Afiance la persistencia: El estudio exige mantener el foco de atención en forma sostenida, con independencia de la existencia de otros factores. Para el logro de esta habilidad es necesario estructurar la tarea en una secuencia de acciones, haciendo un seguimiento permanente del cumplimiento de cada uno, evitando las actitudes procastinadoras que tienen que ver con no querer enfrentar una tarea y realizar actividades alternativas para evitarla.

7- Plantee la comunicabilidad de lo leído: Si el estudio involucra la lectura de textos técnicos o que exponen explicaciones, lo recomendable es proveer el espacio para que los estudiantes puedan “recontar” lo que estudiaron, ya que el hecho de exponer a otro ayuda a comprender los contenidos.

8-Postergue lo más posible el uso de recompensas: Si bien es cierto, los “premios” o incentivos son beneficiosos para el aprendizaje, tienen que estar correlacionados con los niveles de desempeño.

9- Evite el uso de fármacos psicoactivos: Estudios científicos indican que tienen efectos colaterales como el desarrollo de ansiedad y depresión, así como también inhiben la posibilidad de autorregulación, aspecto clave en el aprendizaje.

 

Video Destacado