Sigue estos tips para evitar riesgos de enfermedades respiratorias por la contaminación

La contaminación afecta a todos, pero de distinta manera, ya que se deben considerar distintos factores, como la preexistencia de enfermedades crónicas o la edad de los afectados. “En su mayoría a los niños por tener menos defensas y a los adultos mayores por ya portar patologías crónicas como asma o Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)”, explica la docente de la carrera de Enfermería de Universidad de Las Américas, Graciela Sanhueza.

Además, durante las estaciones frías nuestro sistema respiratorio se vuelve más sensible a los agentes virales y bacterianos, debido a los cambios bruscos de temperatura, al aumento de actividades en lugares cerrados y con poca ventilación, y al uso de calefacción poco apropiada, entre otros factores, agregó la académica.

En este escenario la polución incrementa los riesgos, sobre todo dentro de los hogares y oficinas “al interior de las casas, los principales riesgos son fumar dentro, uso de calefacción a leña, especialmente con leña húmeda y la calefacción a carbón o a gas. Asimismo, el hecho de barrer enérgicamente levantando partículas en el aire que pueden ser aspiradas posteriormente. También afecta tener alfombras que atrapan partículas, las que son liberadas en el ambiente al momento de aspirarlas y que pueden causar exacerbación de cuadros asmáticos, señala Sanhueza.

En oficinas y dependiendo del lugar en que estén emplazadas, también pueden verse afectadas por la locomoción colectiva y autos particulares. Ambos generan partículas de dióxido de carbono que a largo plazo causan complicaciones en la salud de los trabajadores, además de provocar contaminación acústica.

A ello se suman las fuentes no convencionales, como el uso de calefont, plaguicidas, insecticidas, polvo acumulado en superficies de difícil llegada para la realización del aseo, la utilización de lacas para el pelo, desodorantes en aerosol, contacto con animales que vivan dentro del hogar como perros o gatos, pinturas, agentes de limpieza, solventes, entre otros.

Tips para prevenir

1- El Minsal informa constantemente, a través de su página web y redes sociales, sobre la calidad del aire y promueve campañas de prevención sobre este tipo de afecciones que incluyen una serie de medidas que ayudan a evitar el contagio y la gravedad de los ya afectados.

2- Por ejemplo, mantener los espacios cerrados con aire limpio es fundamental, por eso se recomienda ventilar al menos 10 minutos una vez al día, evitando las corrientes de aire; encender y apagar estufas y braseros fuera, no fumar adentro de los hogares; barrer o aspirar cuando la casa esté más vacía o hacerlo por habitación.

3- Si se requiere secar ropa, lo mejor es realizarlo en una pieza distinta a aquella donde estén los niños tampoco colocar tiestos con agua sobre estufas. Controlar los cambios bruscos de temperatura manteniéndola estable en la casa, considerar el abrigo como una mejor medida para mantener una buena temperatura corporal y evitar abrigar excesivamente a los niños cuando estén en lugares muy calefaccionados y cerrados.

4- Como medidas básicas para evitar los contagios, la profesional de UDLA recomienda taparse la boca al estornudar o toser, lavarse las manos constantemente y luego de usar pañuelos desechables, hay que botarlos sin reutilizarlos.  No llevar a los niños a visitar enfermos, evitar que adultos que estén enfermos se acerquen a niños o adultos mayores y no ir a lugares muy concurridos.

Video Destacado