9 efectivos pasos para dejar el cigarro

No es necesario ser adicto al tabaco para padecer alguna de las enfermedades que provoca el cigarrillo. Los fumadores pasivos también son víctimas del humo. De hecho, según cifras de la Organización Mundial de la Salud, el cigarro causa cada año más de 7 millones de muertes, y 900.000 de éstas, corresponden a fumadores pasivos.

Dentro de este contexto, el lema de este año del Día Mundial Sin Tabaco es “Tabaco y cardiopatías”, con lo cual se busca generar conciencia en la sociedad sobre la relación entre el tabaco y las cardiopatías y otras enfermedades cardiovasculares, entre ellas el accidente cerebrovascular, que, conjuntamente, son las principales causas de muerte en el mundo.

Tal es la magnitud, que el cigarrillo contribuye al 12% de las defunciones por dichas complicaciones. Asimismo, esta adicción es la segunda causa de enfermedades cardiovasculares, que produce daños irreversibles al corazón, arterias, venas y vasos sanguíneos, principalmente.

Para apoyar esta causa, Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos, a través de su Programa Vivir Bien, entrega información sobre las principales cardiopatías que produce el cigarrillo:

1- Enfermedad coronaria: las arterias que suministran la sangre al músculo cardíaco se endurecen y se estrechan. A medida que la enfermedad avanza, fluye menos sangre por las arterias, por lo que el músculo cardíaco puede no recibir la sangre o el oxígeno que necesita, y es cuando el paciente sufre un dolor en el pecho, llamado angina o un infarto si el bloqueo es total. A largo plazo la cardiopatía coronaria puede debilitar el músculo cardiaco y producir insuficiencia cardíaca y arritmias.

2- Accidente cerebrovascular: urgencia médica que se produce cuando se altera el flujo de sangre que llega al cerebro. Esto puede ocurrir por la obstrucción de un vaso sanguíneo que bloquea repentinamente el suministro de sangre a una parte del cerebro. También se puede sufrir por la rotura de un vaso sanguíneo, lo que produce una hemorragia cerebral.

3- Vasculopatía periférica: es un daño u obstrucción en los vasos sanguíneos más alejados del corazón: las arterias y venas periféricas. Éstas llevan la sangre hacia y desde los músculos de los brazos, las piernas y los órganos del abdomen. Asimismo, esta enfermedad puede afectar a las arterias que llevan sangre a la cabeza. Este padecimiento, pueden ocasionar una serie de otras dolencias como obstrucciones arteriales, aneurismas aórticos, enfermedad de Buerger, coágulos sanguíneos venosos, várices, embolia pulmonar, entre otras.

Por último, conoce las medidas para evitar el consumo de tabaco:

1- Fija una fecha para dejar el tabaco en los próximos 15 días.

2- Enumera los cigarrillos que fumas por inercia durante el día.

3- Elimina cajetillas, encendedores y ceniceros en tu casa, auto y trabajo.

4- Antes de dejar el tabaco por completo, es recomendable practicar pequeños ensayos de abstinencia.

5- Busca aliados entre tus familiares y amigos.

6- Recuerda que cuando llegue el día elegido, la supresión del tabaco será total. Evita las situaciones que ameritaban cigarrillo.

7- Haz ejercicio. Mantente activo.

8-  Consume mucho líquido, ya que es un aliado importante mientras dejas de fumar.

9- Cambia la rutina y recupera actividades que tenías olvidadas y que te gustaba realizar.

Estas recomendaciones solo se harán efectivas si el consumidor tiene la voluntad y está consciente sobre los daños que causa el tabaco. Estos dos elementos son clave para cambiar este hábito que cada día causa más muertes en la población.

Video Destacado