¡Atentas! Conoce los silenciosos síntomas de la hipertensión arterial

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hipertensión arterial, es considerada una de las principales causas de muerte y se relaciona con otras enfermedades que afectan el sistema cardiovascular ya sea de manera directa o indirecta como lo son los infartos agudos al miocardio, elevación del colesterol (Dislipidemia), Accidentes cerebro vasculares y Diabetes Mellitus, por ello un paciente hipertenso es una persona de alto riesgo para sufrir algunas de estas enfermedades y sus complicaciones.

En nuestro país se estima que más del 27% de la población la sufre, pero muchos no lo saben. Si esta patología no se detecta a tiempo, puede deteriorar el funcionamiento de órganos vitales denominados órganos blanco llamados así por su afectación directa como lo son el corazón, el cerebro y los riñones.

El factor hereditario o familiar es muy importante para la pesquisa de hipertensión arterial, estos pacientes deben  tener especial cuidado en mediciones de presión arterial seriadas, debido a la presentación muchas veces silenciosa de esta enfermedad.

La Dra. María Arantzazu Perurena, Cardióloga de Clínica Ciudad del Mar señala que “existen muchos factores de riesgo, entre ellos el sedentarismo, sobrepeso, tabaquismo, estrés y el excesivo consumo de sal”. Por lo que hacer un cambio en los hábitos es fundamental, y además estos deben ser permanentes y controlados.

La especialista ahonda en la hipertensión y explica que “esta enfermedad se caracteriza por ser silenciosa, ya que muchas personas que son hipertensas no presentan síntomas”. Muchas veces esta enfermedad no genera síntomas ni signos, o los pacientes se acostumbran, sin saber, a los cambios generados en sus capacidades físicas, sin embargo, cuando las cifras de presión son  muy altas es posible que aparezcan algunos indicios como dolores cabeza, mareos, visión borrosa, sensación de inestabilidad y deterioro funcional o de a capacidad física manifestado como cansancio.

La hipertensión requiere de un diagnóstico, un control y tratamiento permanente. La constante medición de la presión arterial es la mejor manera de diagnosticar la enfermedad. Si la presión sanguínea es alta se debe seguir un tratamiento que la mantenga controlada y permita realizar una vida normal.

Algunas de las recomendaciones que da la Dra. Perurena, son llevar una dieta baja en sal, aumentar el consumo de frutas y verduras, reducir el consumo de carnes rojas, realizar actividad física aeróbica,  dejar de fumar y mantener un peso adecuado y asegura que “para obtener buenos resultados con los tratamientos farmacológicos es fundamental cambiar los hábitos alimenticios”.

Consejos para la prevención de la hipertensión:

  • Controle periódicamente su presión arterial.
  • Evite la obesidad.
  • Realice ejercicio físico.
  • Disminuya el consumo de sal.
  • Reduzca el consumo de carnes rojas.
  • Aumente el consumo de frutas y verduras.
  • No fume
  • Modere el consumo de bebidas alcohólicas.

Su corazón  se lo agradecerá

Video Destacado