El “asesino silencioso” que es la principal causa de muerte a nivel mundial ¡Cuida tu salud!

La hipertensión arterial o el “asesino silencioso” como algunos lo han apodado, es la principal causa de muerte a nivel mundial y se estima que un 50% de las personas que sufren de esta enfermedad no se encuentran diagnosticadas. Es por esto que monitorear periódicamente el corazón es esencial para evitar las peores consecuencias de esta y otras patologías. El cardiólogo de Centros Médicos Vidaintegra, Dr. Luis Zárate, detalla cuáles son los exámenes que nos debemos realizar para cuidar nuestra salud cardíaca y con qué frecuencia.

Además de ser la principal causa de muerte a nivel mundial, estudios recientes revelan que en Chile la hipertensión arterial tiene una prevalencia cercana al 28% en la población mayor de 15 años. “Cuando se trata de esta patología, se observa en las arterias grandes, medianas y pequeñas, cambios estructurales y funcionales que obligan al corazón a ejercer un mayor trabajo para mantener un flujo sanguíneo constante”, explica el cardiólogo de Centros Médicos Vidaintegra, Dr. Luis Zárate.

Las causas de la hipertensión arterial se asocian principalmente a factores hereditarios, socioculturales y a estilos de vida no saludables. Además, a esta enfermedad se le ha llamado el asesino silencioso, ya que sus síntomas aparecen cuando ya existen riesgos de rotura de la pared arterial. “Su carácter silente, explica el déficit universal en el diagnóstico de la hipertensión arterial, estimándose que sobre el 50% de las personas hipertensas no se encuentran diagnosticadas”, describe el especialista, y agrega que esta situación es más frecuente en el sexo masculino, que habitualmente se resiste a la evaluación médica.

Cuándo y qué controlarse

Como explica el cardiólogo, para detectar la presencia de presión arterial elevada es necesario:

1- Una evaluación integral de exámenes sanguíneos y de imagen que permitan precisar el riesgo relativo de cada paciente.

2- La realización de perfil bioquímico y lipídico asociado con examen completo de orina y electrocardiograma.

3- En personas menores de 30 años, el riesgo de aparición de hipertensión arterial hace necesario la investigación de causas llamadas secundarias, que pueden ser de origen renal, endocrinológico o vascular.

4- En personas mayores de 50 años es importante realizar un estudio eco cardiográfico que permita evaluar el compromiso cardíaco que se genera en presencia de la hipertensión arterial.

En general sobre 50 años, lo ideal es realizar exámenes anuales, mientras que en menores de edad esto puede considerar una menor frecuencia, “salvo aquellas personas que tienen antecedentes familiares de hipertensión, diabetes o aumento de los lípidos sanguíneos, como colesterol o triglicéridos”, agrega el Dr. Zárate.

Video Destacado