El nuevo y revolucionario método para combatir el sobrepeso ¡Mira!

En Chile, el sobrepeso y la obesidad afectan a siete de cada diez personas mayores de 15 años y a cuatro de cada diez niños, con consecuencias directas sobre su salud, causando varias enfermedades y hasta la muerte por complicaciones cardiovasculares, cánceres, diabetes, problemas osteoarticulares y de salud mental, entre otros.

A raíz de este escenario es que la medicina ofrece cada vez más alternativas que buscan revertir estas cifras. Una de las más utilizadas y menos invasivas por sus bajas contraindicaciones, es el balón gástrico, también denominado balón intragástrico.

“Es una esfera de material siliconado flexible y blando, que se introduce en la parte alta del estómago del paciente mediante una endoscopia, con el fin de conseguir la reducción de peso en personas con obesidad mórbida. Su introducción es un procedimiento de cirugía bariátrica de tipo restrictivo, pues su enfoque principal es el de generar una sensación de plenitud o de saciedad precoz para que la persona reduzca el consumo de alimentos”, explica el Dr. Mario Ojeda, médico gastroenterólogo de Clínica IV Centenario.

El tratamiento con balón gástrico se debe acompañar de un grupo multidisciplinario de especialistas que apoyen al paciente durante los 6 meses del tratamiento, con el fin de ayudarlo a recuperar un peso adecuado, unos buenos hábitos alimenticios y la actividad física. Estos grupos están generalmente integrados por un nutricionista, psiquiatra, psicólogo, endocrinólogo, médico endoscopista y recientemente incorporado, un kinesiólogo.

Pero no hay un sólo tipo de procedimiento o balón, sino que las técnicas han evolucionado con tal de ofrecer distintas alternativas para cada tipo de paciente. “Existen en el mercado diversos tipos de balón, desde los convencionales a volumen fijo que duran seis meses dentro del estómago, otros balones ajustables con duración de un año, capsulas balón que se tragan y se inflan dentro del estómago y que sirvan para sobrepesos leve por ejemplo”, agrega el experto.

Aunque las contraindicaciones son muy pocas, es importante tomar en cuenta que este procedimiento no debe realizarse en pacientes con hernias hiatales de más de cinco centímetros, con cáncer, adicciones o embarazadas. Sin estos problemas, las personas con sobrepeso desde 10 kilos en adelante sólo deben someterse a una evaluación médica y sabrán si son buenos candidatos para someterse a estas innovadoras técnicas para mejorar su peso y estado de salud en general.

Video Destacado