Las complicaciones que pueden surgir en la lactancia materna

Uno de los puntos importantes cuando se es madre es el tema de la alimentación del recién nacido. Y es que dar pecho no es para nada fácil al comienzo (y después tampoco), cuando hay que lograr que el bebé tome bien el pezón de la madre.

Si bien es un proceso hermoso, también es complejo, cuando surgen algunas heridas, como grietas en el pezón o mastitis ¡Conócelas!

– Dolor o grietas en el pezón:

Según señalan los expertos de Crece Contigo, “para corregir el agarre, tira de su barbilla hacia abajo: abrirá más la boca y colocará bien su labio inferior. Si hay heridas, moja el pezón y la areola con tu leche y deja secar. Incluso cuando la técnica es correcta pueden haber algunas grietas la primera semana de vida de la guagua.

– Mastitis:

En el caso de la mastitis, los especialistas sostienen que “no contraindica la lactancia pero requiere de diagnóstico y tratamiento antibiótico. Consulta a la brevedad en tu Centro de Salud”.

– Congestión mamaria:

En el caso de que tus pechos aún están duros después de la toma, “extrae un poco de leche manualmente o con un extractor”, finalizaron.

Video Destacado