¿Quieres bajar de peso? Incluye esto en tu dieta

Uno de los retos más importantes al que se enfrenta toda persona con diabetes es el de mantener, dentro de ciertas restricciones, una dieta apetitosa. Aunque es cierto que, en su caso, el consumo de azúcar suele limitarse al mínimo, ello no significa que tengan que olvidarse para siempre de los productos dulces. Al contrario, su dieta puede incluirlos, siempre que se consuman con moderación.

Según la Guía Nutricional 2018 de Gran Bretaña, publicada en febrero de este año, los edulcorantes no calóricos o bajos en calorías resultan muy útiles, pues permiten reducir al máximo la ingesta de azúcar sin perder los sabores dulces en la dieta y sin afectar los niveles de glucosa en sangre, una de las principales preocupaciones en el caso de la diabetes.

De acuerdo con esta Guía, para las personas con diabetes que gustan de los productos dulces, o bien para quienes quieren bajar de peso, los edulcorantes no calóricos son una muy buena opción, pues les permite reducir su ingesta diaria de carbohidratos y, por lo tanto, de energía en general. La Guía indica, además, que cuando se utilizan con moderación, los edulcorantes no calóricos pueden preferirse por encima del azúcar de mesa.

Para tener mayor tranquilidad respecto al consumo de los edulcorantes no calóricos, recientes investigaciones provenientes de la Food and Drug Administration (FDA), la European Food Safety Authority (EFSA) y la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), han determinado que sustancias como el aspartame, la sucralosa, el acesulfame y la sacarina, entre otras, son seguras para el organismo y pueden ingerirse libremente. La única recomendación en torno a este tema, es evitar que no se rebasen los índices de Ingesta Diaria Aceptable (ADIs) establecidos por los mismos reguladores internacionales.

Por lo tanto, de todo lo anterior, se deduce que un consumo mesurado de este tipo de edulcorantes, no implica riesgos para la salud de personas con necesidades médicas, como es el caso de los diabéticos.

Beneficios de los edulcorantes no calóricos:

– Reducen el consumo de azúcares.

– Conservan la dulzura de los alimentos.

– Ayudan a disminuir el consumo calórico de los alimentos.

– No afectan el nivel de glucosa en la sangre.

Video Destacado