¿Quieres estar en forma en verano? Sigue estas 5 recomendaciones para hacer ejercicios en invierno

Tanto para los deportistas de alto rendimiento como para aquellos aficionados que quieren empezar a realizar actividad física, las bajas temperaturas que trae la temporada de invierno llegan con algunos desafíos.

“El frío produce cambios en el funcionamiento del cuerpo, generando alteraciones de los flujos sanguíneos y modificando los mecanismos de percepción y control de los movimientos”, explica el traumatólogo de Clínica Vespucio, Dr. Gonzalo Kameid. De hecho, según detalla el especialista, en general se considera que con -10º C no es recomendable hacer ejercicio, por la respuesta de la vía aérea a esta temperatura.

Sin embargo, cuando las condiciones no llegan a estos extremos, el deporte siempre es un aspecto importante para mantener el organismo saludable y evitar patologías que afecten nuestra calidad de vida. Por ello, al iniciar el ejercicio siempre es aconsejable hacerlo de manera progresiva, probando cargas y recordando que “mientras más tiempo sin deporte, más cuidados se deben considerar para reintegrarse”, afirma el doctor. Esto también considera deportes como esquí o snowboard, disciplinas en las que aumentan las lesiones estacionales.

Asimismo, otro concepto relevante para el ejercicio invernal es el calentamiento previo o ejercicios de activación. Aunque son importantes en todo período, “en el caso de la época de frío son esenciales para mejorar el control de los músculos y las articulaciones”, dice el Dr. Kameid, y agrega que estos movimientos se orientan a la perfusión adecuada de los tejidos para evitar lesiones.

Respecto a la vestimenta que se debe utilizar para hacer ejercicio durante el invierno, el ideal es priorizar las capas que se puedan retirar con facilidad a medida que aumenta el calor por la actividad. “Además, considerar ropa cómoda y que elimine el exceso de humedad en contacto con el cuerpo”, precisa el traumatólogo.

Derribando el mito: ¿Necesito menos hidratación?

Aunque muchas veces no sea intencional, existe un error común entre los deportistas que mantienen su rutina durante el invierno: toman menos agua. Usualmente el cuerpo transpira menos y pierde menor cantidad de líquido, por lo cual la persona no siente la necesidad de mantenerse ingiriendo agua. Así, muchas veces esa botella que los acompaña a todas partes durante el verano se queda en casa en el invierno. “Sin embargo, se debe mantener una hidratación adecuada y evitar vestimenta que –como mito– hace sudar más para bajar de peso”, advierte el especialista.

Considerando los altos índices de sedentarismo y obesidad entre la población chilena, el invierno no se puede transformar en una excusa para no hacer deporte. Por ello, el Dr. Kameid entrega recomendaciones para tomar la iniciativa y ejercitarse durante esta época evitando lesiones y contratiempos:

1- Iniciar el ejercicio de manera progresiva, considerando que las cargas y exigencias implicarán un esfuerzo importante para la musculatura si es que el período sin deporte ha sido extenso.

2- Realizar ejercicios de activación previos a la rutina deportiva, para mejorar el control de los músculos y las articulaciones.

3- Utilizar ropa que elimine el exceso de humedad en contacto con el cuerpo y considerar capas que se puedan ir retirando a medida que avanza el ejercicio.

4- Tomar agua antes, durante y después de la actividad física, sin importar que el nivel de sudoración sea el mínimo.

5- Considerar estas recomendaciones incluso en deportes recreativos que se practican como entretención, como el esquí o el snowboard.

Video Destacado