¿Te cuesta dormir? Este puede ser el problema y su solución

Estudios han revelado que el 80% de la población chilena no duerme las 7 horas promedio recomendadas por los especialistas. Así, tanto en nuestro país como en el resto de Latinoamérica, el sueño ha dejado de ser una prioridad y las personas ya no cumplen con un horario fijo de descanso. En este contexto, la neuróloga de Clínica Vespucio, Dra. Evelyn Benavides, define cuáles son los principales trastornos del sueño que afectan a la sociedad chilena:

Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) o Apnea del Sueño:

Esta enfermedad afecta a cerca de 41% de la población adulta mayor de 18 años. Es más frecuente en hombres que en mujeres, pero aumenta en ambos sexos con la edad, siendo el principal trastorno en adultos entre los 25 y 45 años. “Se caracteriza por síntomas que incluyen ronquidos, pausas respiratorias al dormir, sueño no reparador, fatiga y/o somnolencia diurna, problemas de memoria y disfunción sexual”, explica la neuróloga. Además, se asocia con enfermedades cardiovasculares –como la hipertensión–, con el deterioro de la calidad de vida y con un aumento de la accidentabilidad en el trabajo, hogar y tránsito.

Los pacientes que padecen esta patología pueden presentar afecciones cognitivas y trastornos conductuales, que afectan su desempeño en la vida cotidiana. También, en algunos casos, se enfrentan a trastornos depresivos y de angustia, los cuales se pueden revertir con un tratamiento adecuado.

Insomnio:

En la mayoría de los países desarrollados, el insomnio afecta del 13 al 30% de la población adulta. Este trastorno se caracteriza por la dificultad de conciliar el sueño 20 minutos después de acostarse y por despertares en la noche o previo al horario normal. “Se relaciona con problemas del ánimo, dolor o enfermedades que dificultan los movimientos, pero existe un grupo de pacientes en los cuales no existe otra causa. Cuando estas molestias se extienden por más de tres días a la semana y a lo largo de más de un mes, es necesario consultar con un experto”, precisa la especialista.

Privación crónica del sueño:

Este trastorno es efecto directo de la globalización y los cambios sociales y económicos que han ocurrido en el mundo occidental. En conjunto con la tendencia de dormir cada vez menos que se observa en la mayoría de las sociedades, se ha producido un aumento en los casos de obesidad y trastornos metabólicos, lo cual se denomina “deuda de sueño”.

“Los estudios epidemiológicos muestran que la falta de sueño sería un factor predisponente a la obesidad. Este fenómeno es de mayor intensidad en las grandes ciudades, donde son mayores los tiempos de traslado hacia y desde el lugar de trabajo”, detalla la Dra. Benavides.

Tratamiento

Para enfrentar los trastornos del sueño, se requiere una evaluación multidisciplinaria del paciente, considerando alteraciones neurológicas, otorrinolaringológicas, maxilofaciales, dentales y metabólicas del sueño. La Unidad de Medicina del Sueño de Clínica Vespucio cuenta con un grupo de profesionales de la salud, cuyos objetivos están centrados en mejorar la calidad de vida de la persona, abordando desde los exámenes hasta el tratamiento de cada patología.

Video Destacado