Esto debes hacer si tu bebé te muerde al amamantar

No hay misterio en que una de las cosas más maravillosas sobre la maternidad es cuando se le da pecho al bebé. Si bien algunas lo aman, para otras mujeres se torna un tanto difícil debido a que el bebé muerde, provocando heridas.

Según señalan desde Fundación lactancia y maternidad a Planeta Mamá, “aunque la madre pueda interpretarlas como un llamado al destete, la razón más frecuente de estas mordidas es la dentición, aunque también puede deberse a un resfrío o infección en el oído, ya que con la nariz tapada se dificulta tragar. También, el bebé puede morder para llamar la atención de la madre, o por estrés”.

Agregan que en estos casos, “es aconsejable verificar la tomada correcta. Si está bien tomado, no puede morder el pezón. Si suelta el pezón como para morderlo, no se debe tironear para alejarlo (duele más), sino poner nuestro dedo en su boca y separarlo lentamente del pecho. Si la causa de la mordedura es el resfrío, es recomendable sostener al bebé en una posición más vertical que la habitual, para permitirle respirar”.

Para finalizar, agregan que “aunque sean muy chiquitos para comprender las palabras, pueden entender por el tono de voz que no deben morder a su mamá. “No me muerdas a mí. Si me muerdes me duele. Si quieres, puedes morder esto que te doy”, y aquí la mamá le puede dar un juguete que sea apto para el tema. Cuando muerde hay que alejarlo del pecho por un rato, para que comprenda que no puede volver a hacerlo”.

Video Destacado