La razón por la que tu recién nacida no debería usar cintillos

Es muy común entre las madres adornar la cabecita de nuestras hijas, ya que lucen muy hermosas con sus cintillos o lazos. No obstante, debes tener mucho cuidado en que no aprieten la cabecita de tu bebé, ya que podría causarles reflujo gastroesofágico.

El Dr. José Eduardo de Souza, osteopata brasileño, sostuvo que “los huesos de la cabeza de los bebés se mueven desde que nacen y que se van formando poco a poco. Diferentes factores pueden alterar su movimiento y su flexibilidad. Y uno de estos factores puede ser las diademas o cintas”, consignó guíainfantil.com.

De hecho, precisa que “existen estudios que correlacionan los problemas con el uso de esos accesorios. Estos estudios avalan que la occipitomastoidea (sutura del cráneo entre el hueso occipital y la porción mastoidea del hueso temporal) puede sufrir una compresión debido al uso de una cinta. El nervio vago (responsable de muchas respuestas sensitivas y motoras – musculares – del intestino.), pasa muy cerca de este local, más precisamente foramen yugular, y puede alterar su función, generando los síntomas presentados por el bebé”.

En el caso que quieras adornar la cabecita de tu bebé, lo mejor es poner cintas que no queden apretadas, y no usarla durante periodos prolongados.

Video Destacado