7 opciones de colaciones para cuidar la alimentación de tu hijo durante la jornada escolar

La última entrega de los resultados de la Encuesta Nacional de Salud arrojó que Chile ocupa el décimo lugar en el mundo con mayor tasa de obesidad infantil. Además, el consumo excesivo de hidratos de carbono, alimentos altos en grasa, azúcar y sal, lideran las preferencias de los chilenos, especialmente de niños y adolescentes.

“Considerando la alta prevalencia de sobrepeso y obesidad en los escolares, es importante destacar que sólo cuando han pasado más de cuatro horas sin consumir algún alimento, es necesario que incluyan colaciones fuera de los tiempos principales de comida”, explica la nutricionista de Clínica Vespucio, María Francisca López.

Así, lo ideal es consumir cuatro comidas establecidas en el día y, eventualmente, una colación saludable. Se recomienda que la distribución energética de estos tiempos sea desayuno 25%, colación 5%, almuerzo 30%, once 15% y cena 25%. La especialista enfatiza: “Debemos respetar los horarios de alimentación, los cuales deben ser establecidos por los padres, con el objetivo de evitar que el niño llegue a la casa con hambre y favorecer la ingesta adecuada de alimentos para su edad y talla”.

Colaciones saludables

Siempre se deben preferir alimentos naturales como las frutas, frutos secos, lácteos descremados y huevo duro, evitando agregar sal y azúcar. “Consumir porciones pequeñas, ya que sólo deben ser un complemento de la alimentación principal y acompañar siempre la colación con agua”, aclara la nutricionista.

Se deben evitar las colaciones chatarras, que no aportan nutrientes al cuerpo del menor y son altas en calorías. Algunos ejemplos son las galletas dulces, papas fritas o suflés salados, frituras y golosinas. Por otra parte, “las bebidas cola, el té y el café contienen altas dosis de cafeína y azúcar que aumentan la hiperactividad en los niños y generan un mal comportamiento, dificultando la concentración durante el período de clases”, afirma María Francisca López.

La nutricionista entrega algunas ideas para los padres que busquen alternativas de colaciones saludables y, al mismo tiempo, que resulten atractivas para sus hijos:

1- Pop corn natural, sin agregar sal o azúcar.

2- Barritas de cereales, sin azúcar.

3- Frutas y verduras con salsas de yogur natural.

4- Frutas deshidratadas.

5- Smoothies de fruta licuada con jugo, yogur o leche descremada y hielo, sin agregar azúcar.

6- Frutos secos sin agregar sal.

7- Yogur descremado con frutas, frutos secos o cereales sin azúcar.

Más allá de si el almuerzo del menor lo proporciona el casino o proviene de la casa, lo fundamental es verificar -en ambos casos- que dicha comida incluya:

1- Entrada: comenzar por una ensalada variada en colores y sabores, en un plato grande, que logre saciar y calmar al niño.

2- Plato de fondo: siempre se debe medir la porción de cereal (arroz, fideos o papas) en un plato pequeño de pan, y posteriormente vaciar al termo o pocillo plástico.

3- Postre: una fruta, evitando plátanos, uvas y guindas, ya que contienen mayor cantidad de azúcar y, por ende, aportan más calorías.

“La forma más sencilla de controlar las porciones y los alimentos que consume el menor es preparando la comida en casa. La otra opción es conocer la minuta que tiene el casino, buscando opciones y ofertas saludables, ya que hay casinos que dan productos altos en grasas, azúcar y sodio, sin priorizar ensaladas y frutas”, explica la especialista.

Video Destacado