Estas son las precauciones que debes tener con tu bebé cuando tienes mascotas

Si bien no es malo tener un perrito o gatito, lo cierto es que sí hay que tener algunas precauciones cuando llega el bebé.

Una de las cosas más importantes con la llegada de un hijo es tratar de que el hogar esté limpio, algo que suele ser muy difícil cuando se tiene una mascota. Y si bien no es malo tener un perrito o gatito, lo cierto es que sí hay que tener algunas precauciones cuando llega el bebé.

Según señaló la doctora Marisa Gandsas a Planeta Mamá, “en el caso de tratarse de un perro o un gato hay que evitar que el animal chupe o lama al bebé (ya sea su cara o en cualquiera de sus extremidades) ya que podría transmitirle gérmenes. También es conveniente tener a las mascotas desparasitadas y con todas sus vacunas al día”.

Además, la experta sostuvo que “es importante que la persona que esté a cargo del cuidado del bebé, se lave bien las manos antes de alzarlo, si ha estado en contacto con la mascota”.

Añadiendo que “en algunos casos las mascotas suelen sentirse celosas ante la presencia de este nuevo integrante de la familia. Por lo tanto habrá que observar con especial atención cómo se adapta la mascota a este gran cambio familiar para evitar accidentes”.

Video Destacado