3 ingredientes unidos contra la resequedad de tu cutis [RECETA]

Es importante mantener tu piel alejada de cualquier residuo del ambiente o de los cambios bruscos de temperatura, por lo que es necesario también que puedas ayudarla a eliminar aquellos que se pudieron adherir a tu cara. Además debes asegurarte de mantener una hidratación adecuada para evitar la resequedad de esta.

Son pocos los ingredientes que necesitarás para preparar esta mascarilla casera y así mantener la hidratación que tu piel merece.

La miel, el limón y el bicarbonato son los 3 ingredientes mágicos y beneficiosos para esta receta.

Miel: fuente natural de antioxidantes con potencial anti bacteriano. Ayudará a preservar la humedad de tu piel.

Limón: también es un antioxidante natural que ayuda a combatir los signos del envejecimiento.

Bicarbonato de sodio: ayuda a blanquear y aclarar signos de algunos daños naturales o físicos de la piel.

La preparación de la mascarilla es súper fácil.

Solo mezcla en una taza, una cucharada de miel y una de jugo de limón con dos cucharadas de bicarbonato. Mezcla bien hasta lograr una pasta consistente.

Para la aplicación, tienes que lavar muy bien tu cutis y aplicar la mezcla recién elaborada con pequeños movimientos circulares. Deja que repose 10 minutos y procede a retirarla con agua tibia.

Recuerda siempre aplicar agua fría al finalizar cualquier tratamiento de belleza en tu piel para que los poros puedan cerrarse, evitando puedan ingresar nuevas impurezas.