Adiós a las arrugas, manchas, flacidez y resequedad facial... Prueba este nuevo método

Nada mejor que el invierno para realizar un procedimiento facial, porque los rayos solares suelen producir manchas.

Arrugas, manchas, flacidez y resequedad facial son efectos de la exposición solar acumulada. Los tratamientos para recuperar la piel van desde hilos en malla, a láser e inyección de vitaminas.

Recién ahora vemos los efectos del sol en nuestra cara. ¿Piensas en algún procedimiento? Nada mejor que el invierno para realizarlos, porque los rayos solares suelen producir manchas. Según la doctora Claudia Avaria, directora de Clínica Avaria, resulta importante beber 2 litros de agua diarios y mantener una alimentación rica en vitamina A y especialmente C, que estimulan a las células fibroblasto de la piel a formar colágeno. También hay terapias de shock para activar la regeneración y recuperación de la piel y prevenir que se manifieste el daño facial:

Hilos reafirmantes: es una de las técnicas más recientes para atenuar arrugas y afirmar la piel del rostro. Consiste en la aplicación de pequeños hilos elaborados con un material conocido como polidioxanona (PDO) que tiene la propiedad de estimular a las células fibroblastos de la piel para fabricar colágeno. 
Los hilos se aplican formando una malla, y logran tensar, aportando firmeza y combatiendo la flacidez que provoca la destrucción del colágeno por exposición solar. Sirven para reafirmar la piel de cuello, papada, mandíbula y mejillas, por ejemplo.

Activando la formación de colágeno y elastina, también atenúan y eliminan arrugas de mejillas, zona periobicular (patas de gallo) y entrecejo.
 
Láser para desmanchar: el láser Q-Switched es lo más avanzado para atenuar y eliminar manchas provocadas por la exposición solar, y emparejar el tono de la piel.
Actúa con haz de luz en distintas longitudes de onda según la profundidad de la mancha y a diferencia de otros láser además emplea sonido para destruir el exceso de pigmento provocado por el sol. Al eliminarse el pigmento excedente por el organismo, desaparece la mancha.


En lentigos solares, el láser se aplica sólo en la mancha, donde se forma una costra que cae. En melasmas a más profundidad y que tienen forma difusa, el láser se aplica en todo el rostro.