¡Atención! Los principales cuatro riesgos de la micropigmentación

La micropigmentación o maquillaje permanente se ha transformado en un tratamiento cada vez más popular pero es importante conocer los riesgos

Durante el último tiempo, la micropigmentación se ha transformado en uno de los tratamientos más comunes, especialmente entre las famosas.

El delineado de ojos y la pintura de pecas y de cejas son las más comunes, sin embargo, hay que tener mucho cuidado.

El tratamiento consiste en insertar en las capas más superficiales de la piel, pigmentos de color mediante pequeñas agujas y tiene por objetivo embellecer, corregir o mejorar diferentes partes del cuerpo.

Según explica la doctora Alejandra Fantobal, dermatóloga de Clínica INDISA, estos tratamientos estéticos son verdaderos tatuajes en la piel, que pueden ocasionar diversas complicaciones que deben ser consideradas.

Si bien estos tratamientos se han popularizado, siempre hay que tener en cuenta que tienen potenciales riesgos asociados” advierte la profesional.

  • Infecciones: Pueden desarrollarse infecciones superficiales de piel en forma precoz, especialmente bacterianas. En caso de no usarse instrumentos desechables y/o esterilizados, podrían contagiarse enfermedades serias y crónicas como alguna hepatitis o, en casos extremos, hasta VIH.
  • Alergia: Las alergias a los pigmentos, como la tinta, utilizados pueden ocurrir en forma inmediata o tardía, a las semanas o meses después. Estas reacciones alérgicas son no son fáciles de tratar ya que el pigmento inyectado es difícil de remover.
  • Generación de granulomas: En ocasiones el sistema inmune trata de “aislar” sustancias extrañas que no ha sido capaz de eliminar fácilmente. Esto ocasiona que gran cantidad de células inflamatorias llegue al lugar, lo que se manifiesta por “masas” o cordones firmes, también de difícil manejo.
  • Cicatrización anormal: Es posible también que en el lugar donde se realice la técnica de maquillaje permanente se formen cicatrices anormales, llamadas hipertróficas y queloides.

De todas formas, si algún paciente se arrepiente del maquillaje permanente, tiene posibilidades de eliminarlo, el mecanismo más común es a través del láser.