5 consejos esenciales para lucir unos labios de alto impacto en verano ¡Anótalos!

Con el avance de la edad, los labios adelgazan, se deshidratan y agrietan. Hoy en día hay tratamientos que permiten devolverles la frescura como el ácido hialurónico, además de tips para que luzcan siempre radiantes.

Una de las partes más atractivas de la cara son los labios. Sin embargo, en contraste con los labios juveniles voluminosos, turgentes e hidratados, pasados los 45 años, comienzan a mostrarse más finos, resecos y pálidos, lo que se acentúa en décadas posteriores.

Ante esto, como una alternativa al relleno, el perfilado de labios con ácido hialurónico es el tratamiento que hoy está ganando adeptos para devolverles el volumen, hidratación y turgencia que tenían en la juventud. El objetivo de esta técnica es obtener un resultado natural y sutil, alejado del efecto “cara de pato”.

Este tratamiento consiste en inyectar ácido hialurónico en el borde de los labios, como en un proceso de delineado. “Con esto se consigue destacar la forma a los labios y aumentar sutilmente su volumen al generar un efecto óptico de abrirlos hacia fuera”, informa la doctora Claudia Avaria, directora de Clínica Avaria.

La especialista explica que la principal causa en el envejecimiento de los labios es la pérdida de firmeza muscular en la zona superior de la boca, que hace que el labio superior descienda, se esconda y se vea más delgado. La pérdida de tono también se genera en el labio inferior, lo que provoca un efecto de afinamiento y delgadez.

A esto hay que sumar que con el avance de la edad el organismo fabrica con menor intensidad ácido hialurónico, molécula responsable de captar y retener agua, por lo que los labios se deshidratan, resecan y pierden el volumen otorgado por el agua. La disminución del colágeno también los hace perder turgencia y tonicidad.

La inyección de ácido hialurónico en el contorno labial además permite hidratar el borde y reparar las líneas verticales o “código de barras” que se forman por pérdida de colágeno, lo que de paso evita que se escurra el labial a través de esas líneas.

“Si los labios están excesivamente deshidratados, junto con perfilar se inyecta una pequeña cantidad de ácido hialurónico muy fluido en el área roja o bermellón, para devolver la hidratación y turgencia. El objetivo no es rellenar, sino hidratar para captar agua y mejorar el volumen de manera natural”, agrega la especialista.

El efecto del tratamiento con ácido hialurónico en los labios dura aproximadamente seis meses, pues al ser un producto biocompatible es reabsorbido por el organismo.

Para retardar el proceso de envejecimiento de los labios, la doctora Claudia Avaria recomienda:

1. Consumir abundante agua, pues ayudará a la hidratación y a aportar volumen y turgencia

2. Evitar lamerse los labios, pues las enzimas de la saliva los resecan más. Este gesto revela deshidratación y la necesidad de consumir agua

3. Realizar ejercicios, como apretar los labios y soltar, lo que activará la irrigación sanguínea, oxigenación y nutrición

4. Aplicar bloqueador solar en los labios, pues los rayos UV destruyen el colágeno y ácido hialurónico

5. Exfoliar, pues permite remover las células muertas y favorecer la renovación celular