¿Sabes qué es la Biobelleza? Luce un rostro increíble con estos sencillos consejos

Lucir una piel sana y un rostro lozano, no sólo depende de las cremas que utilicemos o los tratamientos faciales que nos realicemos. Verse radiante, depende de varios factores que explicaremos a continuación.

Lo primero que debemos saber sobre la piel es que es el órgano de mayor extensión de nuestro organismo, y tiene un rol vital para los seres humanos. Cualquier daño sobre ella puede repercutir de manera importante en nosotros. Por otra parte, la piel también es el reflejo de lo que ocurre al interior de nuestro cuerpo, por lo que, para mantener su cuidado y el de nuestro organismo, requiere una adecuada nutrición e hidratación.

En cuanto a la nutrición, aquellos alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, zinc, aminoácidos, vitamina C y A, favorecen el buen estado de la piel. Ahora bien, en el caso de quienes tienen la piel seca, no hay nada mejor que aumentar la ingesta de líquidos y protegerse de las pérdidas grandes de agua, como las que ocurren cuando se práctica deporte o hay una exposición prolongada al sol. También es importante tener presente que una piel en buenas condiciones no se logra sólo con el uso de cremas,ellas son sólo un complemento para los tratamientos y cuidados habituales.

Otro dato importante respecto a la piel, es el rol protector que tiene el tejido cutáneo, el que al estar tan expuesto con el exterior lo hace blanco fácil de agentes dañinos externos, como lo es la radiación UV, la contaminación ambiental, las temperaturas extremas y agentes infecciosos como virus. Por ejemplo, una piel a la que se le aplican medidas de protección, como un bloqueador solar, se verá mucho menos afectada por el temido fotoenvejecimiento.

Por lo tanto, para lucir una piel perfecta, lozana y saludable es necesario cuidarse de manera integral, a través de una nutrición y con una dieta personalizada, usando las cremas adecuadas para cada tipo de piel y sus necesidades, realizando tratamientos estéticos no quirúrgicos (por ejemplo: microdermoabrasión, aplicación de rellenos faciales, toxina botulínica, mesoterapia, aplicación de vitaminas, PRP, entre otros, siempre de acuerdo a una adecuada indicación por especialista), y por último nos ayudará la identificación de los factores ambientales dañinos a los que nos exponemos. A este conjunto integral de cuidados de la piel desarrollado en Clínica Terré, lo llamamos Biobelleza.

El programa de Biobelleza de Clínica Terré, tiene como objetivo identificar los principales daños a los que se expone el paciente y usar medidas de prevención. Enseñar a los pacientes, respecto a la correcta utilización de cremas, incorporar vitaminas, antioxidantes y aminoácidos esenciales, tanto a través de los alimentos como en fórmulas de suplementación y realizar distintos tratamientos como complemento desde los más a los menos invasivos. Con esto podremos lograr que nuestra piel refleje la belleza de un interior saludable, según comentó la doctora Paula Vergara, directora del programa de estética de Clínica Terré