5 razones por las que las fajas reductoras pueden transformarse en tu peor enemiga

Siempre se debe tener en cuenta que las promesas de solución inmediata para lucir un cuerpo de sirena no son reales, ni efectivas. Y más aún, pueden acarrear irremediables consecuencias.

Esta temporada de calor, exquisita estación que trae intensos olores y colores, y en la que la energía se apodera de casi todo el mundo…, llega también con algunas exigencias. Por ejemplo: andar más livianos de ropa. También es el momento en que comienza una búsqueda implacable de soluciones rápidas y aparentemente efectivas, para disimular una anatomía que –por los motivos que sean- ha aumentado en volumen.

En la amplia gama de soluciones ofrecidas al problema de los kilos de más, aparecen ideas y datos que prometen un cambio radical de la figura en sólo minutos, sin que se haga ningún sacrificio. Y en ese ítem están las fajas reductoras.  Más aún, hay algunas marcas  que afirman que sólo usando esa cómoda prenda se puede reducir y hasta –lea bien- perder kilos. La verdad es que esa historia parece un cuento sacado de una mente muy creativa.

Siempre se debe tener en cuenta que: Las promesas de solución inmediata en este tipo de problema no son reales, ni efectivas. Y más aún, pueden acarrear irremediables consecuencias.

Veamos. Las fajas descienden del corsé, para cuya fabricación de utilizaba  fibra vegetal, huesos y hasta metales. Con eso se confeccionaba un artilugio que cumpliera con el prototipo estandarizado de belleza. Y a la vez se causaban severas modificaciones en la estructura osteomuscular, órganos internos, patrones respiratorios y posturales de las mujeres. Y, lo cierto es que aún quedan vicios de esas consecuencias en las fajas.

¿Por qué NO usar una faja?

1.- La estructura muscular es una segunda columna, que mantiene la dinámica postural y estabiliza los patrones respiratorios. Es decir, es un punto de sustentación pero dinámico. Con el uso permanente de faja, se pierde el tono y el volumen muscular, debilitando esta columna, dejando permanente flacidez, dolor de espalda, dolor cervical y compromiso en el patrón respiratorio.

2-. Al perder el tono del músculo abdominal, se puede sufrir de trastornos digestivos tipo estreñimiento, pues no se genera el mecanismo de bombeo externo. Asociado a todos estos eventos, pueden aparecer complicaciones de procesos respiratorios, debido a la pérdida del patrón de inspiración normal.

3.- Al comprimir los órganos internos con una faja puede presentarse reflujo, acidez y hasta dolor pélvico crónico, por la posición anómala de los órganos internos, en donde la grasa hace un efecto mecánico de deformidad.

4.- Aumenta la flacidez de la piel, la apariencia de celulitis y los depósitos de grasa. Entonces, si el agua no se mueve, se deposita e inflama las células de grasa que están ubicadas entre la piel y el músculo, lo que genera pequeñas irregularidades, ya que son depósitos de grasa en sitios no deseados, como el pliegue de la axila, en la espalda o en las marcas que deja la faja.

Además, si no se elimina agua por la compresión, tampoco se eliminan desechos del metabolismo, y las células que producen colágeno mueren, con la tan odiada flacidez.

5- El abdomen no solo alberga órganos. También es una bomba que genera presión negativa y trae el agua de las piernas. Si ese proceso no se realiza, las piernas se hinchan, se deforman y  aumenta la celulitis. Además, causa dolor y fatiga, pero con el grave riesgo de generar un trombo. O sea, un coágulo de sangre.

Pero, ¿qué se puede hacer? Para comenzar, tener un criterio claro y conocer la realidad acerca de quien quiera hacer una oferta milagrosa en este aspecto: No existe nada real que pueda hacer reducir una, dos o más tallas de forma mágica. Y menos apretando partes importantes del cuerpo.

El uso regular de fajas o las famosas camisetas reductoras, sólo lograrán aumentar los problemas y acarrear nuevas enfermedades.

NOTAS DESTACADAS

Cafeteras: ¿cómo elegirlas?

Esta es la única razón por la que tu ex pareja volvió a escribirte en esta cuarentena

Este es el nuevo chat para denunciar de manera fácil y rápida la violencia intrafamiliar

5 buenas recomendaciones para comer saludable durante la cuarentena por covid-19

La verdadera importancia del "colchón financiero" en tiempo de crisis

4 formas diferentes de entretenerte bailando en cuarentena

La razón de porque el teletrabajo es un engaño para las mujeres, según estudio

Los ingeniosos carteles que han hecho las madres a sus hijos en cuarentena

6 alimentos que quizás no sabias que podías conservar en el congelador

Esta dieta promete alejarte de los kilos extras en la cuarentena

4 prácticos consejos para estudiar en casa sin perder la concentración

Truquitos para resaltar tus dotes en las videollamadas en cuarentena

4 juegos caseros para entretenerte con la familia en cuarentena

Consejos para evitar contagiarte de Covid-19 si te encuentras embarazada

5 insólitas preguntas que te han surgido a raíz de la cuarentena en casa

Tips para conciliar un sueño saludable y reparador

5 consejos que te ayudarán a llevar con calma el confinamiento en casa

Consumir estos alimentos te brindará mayor protección ante el posible contagio por coronavirus

6 grandes ideas para hacer en casa durante la cuarentena

Conoce las mejores apps de entrenamiento que no dejarán espacio para excusas

Ver más notas