¿Colon irritable? Esta es la dieta que debes seguir para combatirlo

Muchos son los factores que hoy desencadenan en el colon irritable, el estrés, la falta de tiempo libre o la mala alimentación, pueden influir en cómo funciona nuestro intestino.

Bernardita Vignola, nutricionista de Clínica Santa María, sostiene que uno de los principales problemas de esta enfermedad crónica está en el diagnóstico, “los síntomas del colon irritable tienden a confundirse muchas veces con distintas molestias estomacales, la mayoría de la gente se autodiagnostica y se automedica de una forma errónea”, sostiene la especialista.

Y es que según la comunidad médica, de cada diez personas, seis padecen de colon irritable. Lo preocupante de estas cifras, es que sólo la mitad tiene un diagnóstico oficial.

Es por esto, que la principal recomendación es acudir a un especialista en dietética y nutrición para un diagnóstico certero. En caso de arrojar positivo a un colon irritable, Bernardita Vignola explica que son variados los tratamientos para palear los malestares, entre ellos está la dieta Fodmap (siglas que en español se traducen a fructo-oligo-,Di- y monosacáridos y azúcares polialcohólicos fermentables).

Vignola sostiene que este tratamiento, acompañado de un especialista, tiene resultados favorables en más de la mitad de los pacientes que la realizan. “Se trata de un método que reduce o evita tajantemente alimentos altos en Fodmap, o sea los alimentos altos en hidratos de carbono de difícil digestión, haciéndole un trabajo más fácil al intestino delgado. Con él se evita la hinchazón, la diarrea, el estreñimiento y los malestares asociados al Síndrome de Intestino Irritable”, puntualiza la especialista.

¿Qué recomienda una dieta Fodmap?

Harinas: Se deben preferir harinas más finas, como las mezclas sin gluten, harina de papa, arroz, maíz, mijo o quínoa. Evitar en grandes cantidades el trigo, el centeno y las legumbres.

Verduras y hortalizas: Se deben preferir las espinacas, tomate, zanahoria, pepino, pimiento y kale. Evitando el brócoli, alcachofas, coles de Bruselas, ajos y cebollas, que son las principales gatillantes de las molestias digestivas.

Frutas: Se debe optar por el melón, la uva, la naranja, el kiwi, la piña, berries y los plátanos más verdes. Evitando así las manzanas, peras, mango y sandía, por ejemplo.

Azúcares: Evitar los edulcorantes terminados en ol, como sorbitol y xilitol, que se encuentran comúnmente en los chicles y en la mayoría de los productos dulces light como helados, chocolates, caramelos, mermeladas, por ejemplo.

Lácteos: De preferencia lácteos sin lactosa.

Carnes: Se recomienda el consumo de todo tipo de carne, pescados y huevos, ya que son ricos en proteína y bajos en Fodmap.

Video Destacado