¿Cómo dormir a un bebé? Los 10 mejores trucos y consejos

Saber cómo dormir a un bebé es uno de los temas que más preocupa a los padres primerizos. En especial durante sus primeros meses de vida, cuando los ritmos de sueño suelen ser más cortos a lo largo del día.

A los recién nacidos se les dificulta distinguir los días y las noches, pero una vez que superan las primeras noches y el bebé ya tiene seis semanas de nacido, los ritmos del sueño comienzan a desarrollarse y a partir de ahí, la mayoría de los pequeños son capaces de tener ciclos de sueños más estables.

Afortunadamente, a los bebés de tres y seis meses ya se les puede ir enseñando a distinguir entre el día y la noche, y de esta manera ir estableciéndole hábitos de sueño saludables para que vayan conservándolos mediante su crecimiento.

Los siguientes consejos te ayudarán a descubrir cómo dormir a un bebé sin fallar en el intento.

¡TOMA NOTA!

1. Usa la luz y la oscuridad

Para comprender cómo dormir a un bebé, debes saber que la luz puede activar el punto biológico de los bebés y la oscuridad producir el efecto contrario.

Así que usar la luz, los ruidos, y realizar actividades para sincronizar los ritmos del bebé con el día y la noche, es la forma más sencilla para ayudarlos a establecer una rutina de sueño. Comienza a producir esto en su entorno, tanto al despertar como al dormir una vez que tu pequeño haya alcanzado los seis meses de edad.

2. Intenta no mirar al bebé: Cuando te preguntas cómo dormir a un bebé, nadie te advierte de lo fácil que pueden estimularse. Incluso una mirada amorosa mientras lo meces entres tus brazos, pueden estimularlo y hacerle creer que es hora de jugar con mamá.

Mientras más interacciones mantengan los padres con el bebé durante la noche, más difícil será que logre conciliar el sueño.

3. Mantenerlo cerca: Distintos estudios han confirmado que los niños que duermen cerca de mamá y papá, crecen con una mejor autoestima y confianza, además de tener menos ansiedad. Sin embargo, organizaciones como la Academia Americana de Pediatría, no les recomienda a los padres que compartan la cama con su bebé, pero sí están de acuerdo con la idea de mantenerlos cerca.

4. Acostarlo en su cuna cuando esté somnoliento: Para aprender a cómo dormir a un bebé debes evitar que se duerma en tus brazos ya que se acostumbrará a esto. Es necesario que lo lleves hasta su cuna todavía despierto y acompañarlo un ratito, antes de que se quede dormido. Conseguirlo puede resultar difícil, especialmente si eres una mamá que amamanta, pero si lo haces de esta forma conseguirás que tu bebé aprenda a dormirse por sí solo mucho más rápido y sin necesidad de tenerte cerca para tranquilizarse.

5. Trata de no cambiarle el pañal tan seguido: Mantener a tu bebé limpio y fresco es muy importante, pero durante las noches podemos disminuir el número de veces en el que normalmente hacemos estos cambios. No es necesario que le cambies el pañal cada vez que despierte, pues si lo haces en la misma frecuencia de sus despertares, provocarás que se despierte aún más.

6. Espera unos minutos antes de acudir a su llanto: Si lo que quieres es aprender cómo dormir a un bebé, lo último que debes hacer es acudir inmediatamente cuando lo escuchas llorar a través del monitor de bebés. Si lo haces, solo harás que se acostumbre a despertarse más seguido. Para que esto no suceda, te aconsejamos esperar unos minutos a ver si se calma él mismo y logra conciliar el sueño nuevamente.

7. Las siestas son muy importantes: Una de las reglas fundamentales para aprender cómo dormir a un bebé, es conocer el gran beneficio de las siestas. Los bebés también necesitan dormir entre 2 y 4 veces durante el día, por lo que acortar estas horas esperando que el bebé dormirá más tiempo durante la noche no funciona.

8. Darles un poco de leche nocturna: Si a tu bebé le sigue costando dormir durante toda la noche, puedes intentar alimentarlo aun cuando ya esté dormido, tarde en la noche entre las 10:00 pm y 12:00 am para que pueda dormir por más tiempo.

9. Un masaje siempre hará la diferencia: Un simple y amoroso masaje en los bebés puede ayudarles a liberar tensiones en sus hombros, brazos, piernas, espalda o piecitos. Darles un suave masaje durante unos 15 minutos después del baño, los ayudará a quedarse dormidos muchos más rápido que cuando solo se les baña sin ningún tipo de mimos.

10. Espera hasta que pueda aprender a dormir: Recuerda que todos estos consejos pueden darles más resultados a unos padres que a otros, así que por más agotada o desesperada que te encuentres por querer que tu bebé se duerma solito y durante toda la noche, tu bebé no estará listo para lograrlo sino alrededor de los 4 y 6 meses de edad, cuando comienza su adaptación a la rutina del día, la noche y la alimentación. A medida que vaya creciendo dormirá más horas durante la noche.

La paciencia y comprensión será tu mejor arma…

Video Destacado