cuidados después de una cesárea que toda mamá debe tener

Después de vivir la hermosa experiencia de tener en brazos a tu bebé por primera vez, deberás atravesar por un proceso de recuperación post parto, en cual requerirás algunos días de reposo y ciertos cuidados importantes. Por supuesto, no todos los partos son iguales ni todos los cuerpos. Cada mamá vive una experiencia diferente según el tipo de parto, ya sea por vía natural o mediante una cesárea.

Aunque los días de post parto son difíciles para cualquier mamá, esta etapa puede ser mas complicada para aquellas que han atravesado por una cesárea.

Las mujeres que han tenido a su bebé mediante una cesárea pueden sentirse agotadas, sin fuerzas y muy adoloridas. Pueden llegar a tener unos días bastante difíciles, sobre todo porque necesitan atender a su bebé  mientras deben recuperarse ellas mismas de la cesárea.

Aunque se trata de un procedimiento quirúrgico seguro, la cesárea es una cirugía como cualquier otra, por lo que es necesario que sigas los cuidados debidos y descanses todo lo que necesites antes de retomar tu rutina de siempre.

Son muchos los aspectos a considerar para los cuidados después a una cesárea, es muy importante que cumplas con cada uno de ellos para así poder lograr una pronta recuperación.

1- Levántate y camina lentamente 

Al transcurrir las 24 horas luego de la cesárea, los especialistas recomiendan que la madre se levante de la cama  y comience a caminar lenta y progresivamente, para poder asegurarse que todo esta bien y tener una recuperación más acelerada.

2-Analgésicos para aliviar el dolor 

Tras dar a luz por cesárea,  es probable que te sientas mareada, adolorida y con malestar. Es algo muy normal, y en este caso puedes pedirle al medico que te recete algo para el dolor.

3-Cuidado de higiene para loquios

Una vez des a luz a tu bebé, tu útero atravesará por un proceso de “involución” en el que comenzara a encogerse para volver a su medida habitual antes del parto. Por lo que comenzaras a experimentar una serie de perdida de sangre, acompañada de tejido vaginal, conocida como loquios.

Estas pérdidas de sangre y tejidos del útero tienen las mismas características que se experimentan en el parto natural, sólo que a veces pueden ser de menor cantidad. Aunque los loquios pueden durar hasta 6 semanas, se trata de un proceso natural muy necesario para la recuperación de la mamá, por lo que es importante mantener algunos cuidados de higienes básicos.

Para mantenerte el área limpia, lava tu zona intima entre 3 y 5 veces al día con jabón neutro y usa toallas femeninas extra-absorbentes en lugar de tampones, ya que la idea es que los loquios no permanezcan dentro de la vagina.

4- Dar paseos cortos

Quizás no te sientas muy de animo, ni tengas las fuerzas necesarias para dar algún paseo, pero es recomendable que des cortos paseos por la habitación, por la casa, así de esta manera puedes ayudar a tu cuerpo a que la sangre circule mejor, y prevenir la hinchazón y gases que suelen ocurrir luego del parto y de una cesárea.

5- Procura los cuidados necesarios para la cicatriz

Entre los cuidados diarios después de una cesárea, esta el cuidado de la herida o cicatriz, debes ser sumamente delicada con esta zona para prevenir futuras infecciones y evitar complicaciones y que se abra nuevamente.

Para hacer las curaciones de la forma correcta, desde mantener el área limpia usando agua y jabón neutro, colocar  un poco de antiséptico iodado para acelerar la cicatrización, secar muy bien y colocar una gasa estéril sobre ella para evitar infecciones. También resulta muy útil colocar un cubo de hielo sobre la herida para aliviar un poco el dolor y la inflamación.

Solo procura prestar atención a cada una de las recomendaciones que te hemos dado, y tan solo tendrás que enfocarte en el cuidado de tu bebé.

 

Video Destacado