Dieta del arroz. Pierde peso rápido y de manera segura

La dieta del arroz es una dieta que te permite perder peso rápidamente gracias a las propiedades bien conocidas de este alimento, muy presente siempre en los menús más comunes y en cualquier tipo de dieta. Pero, ¿la dieta del arroz realmente funciona? ¿En qué consiste? ¿Cuál es el esquema a seguir y cuáles son los menús para probar? Y finalmente, ¿hay alguna contraindicación?

Gracias a la contribución del arroz a nuestro cuerpo entenderemos cuál es la efectividad de esta dieta para bajar de peso, que también podría tratarse de purificar el cuerpo en poco tiempo.

El arroz es un alimento muy apreciado y, de hecho, no es casual que lo hayamos usado durante siglos. Incluso fuera de las dietas, tiene propiedades muy beneficiosas para nuestras vidas en muchos sentidos. Para empezar, el arroz es un alimento desintoxicante, perfecto para ayudarte en una dieta de detox, especialmente cuando necesitas regenerarte. El arroz integral, por ejemplo, es muy rico en fibra, ayuda a la digestión y, en particular, es un excelente aliado contra el estreñimiento. Sin embargo, el arroz blanco hervido, es muy efectivo contra la diarrea gracias a la gran cantidad de almidón que contiene.

Las proteínas del arroz son pobres en toxinas y gluten, y esto lo convierte en un alimento perfecto para las personas con celiaquía, así como para aquellos que desean seguir una dieta libre de gluten. En cambio, se sabe que el arroz rojo y el arroz negro (o el arroz Venus) son un aliado contra la hipertensión, ayudan a regular la presión arterial y luchan contra el colesterol alto. Ayudan en la digestión y también es un aliado contra el colesterol. Además, tiene un poderoso efecto purificador. Todas estas propiedades hacen del arroz un ingrediente imprescindible para cualquier dieta.

Si vas a seguir la dieta del arroz enhorabuena porque comienzas desde muy buenas condiciones: el arroz satisface mucho y rápidamente, pero al mismo tiempo tiene pocas calorías, por lo que te sentirás satisfecho sin haber ingerido mucha cantidad. Al final, las calorías son el enemigo de cualquiera cuando queremos perder peso. Es rico en fibra, como dijimos, además tiene poco sodio, por lo que ayuda a la diuresis, es drenante y, combinado con otros alimentos indicados, ayuda a combatir la retención de líquidos.

 

 

Video Destacado