El sexo y la maternidad ¿nunca más será lo mismo?

La idea de hacer compatible el sexo y la maternidad parece imposible.

Durante el embarazo muchas mujeres experimentan una explosión sexual, multiorgamos, sentirse en la plenitud de su vida sexual, porque algunas partes del cuerpo, como las articulaciones, están más sueltas y la vagina se encuentra muy lubricada.

Pero por otro lado la famosa cuarentena corta con todo eso y las madres están tan concentradas en atender al bebé, tratar de dormir y comer que terminan descuidando la parte sexual.

Lamentablemente para los maridos adaptarse a este proceso no es tan sencillo, la cuota semanal de sexo baja debido a que el foco de atención para la madre pasa a ser el bebé. En este caso la comunicación en la pareja es un factor fundamental para poder continuar con una relación sana.

Es de suma importancia que la madre se de sus tiempos, tanto para los cuidados del bebé, cuidar de sí misma, y poder mantener el equilibrio entre su maternidad y su vida sexual.

Hay tantas cosas por decir de lo que pasa con el sexo cuando se es madre, pero la realidad es que cambia, radicalmente, lo que no quiere decir que sea bueno o malo, pero que muchas veces es postergado.

Sin embargo, también deben aprender a darse sus espacios de intimidad, a reaprender a conocer su nuevo cuerpo y ver que aún pueden ser mujeres en toda su plenitud.

Video Destacado