El síndrome que padece el 15% de las parejas que intentan ser padres

Este síndrome clínico consiste en una falla de las gónadas, es decir, los ovarios en el caso de las mujeres y los testículos en los hombres. En ambos, estos órganos son los responsables de la fertilidad y la producción de hormonas sexuales. El endocrinólogo de Clínica Vespucio, Dr. Rafael Ríos, se refiere a los síntomas y complicaciones que genera el hipogonadismo y explica por qué ha aumentado su incidencia en la población.

Existen dos factores que están generando un impacto importante en la fertilidad de los chilenos: el envejecimiento de la población y la decisión de tener hijos a mayor edad. Estos cambios en la sociedad han derivado en un aumento en la incidencia del hipogonadismo, un síndrome que baja el nivel de hormonas sexuales y compromete la capacidad de engendrar.

Tanto en hombres como en mujeres, las gónadas están controladas por el hipotálamo y la hipófisis, regiones cerebrales encargadas de producir las hormonas que manejan el funcionamiento de estos órganos. “Cualquier falla de estas estructuras puede producir hipogonadismo, caracterizado por un bajo nivel de testosterona y estradiol”, advierte el endocrinólogo de Clínica Vespucio, Dr. Rafael Ríos.

Esta patología afecta hasta un 15% de las parejas tratando de tener hijos y se puede presentar en ambos sexos, pero es más frecuente en las mujeres durante el climaterio y la menopausia. En los hombres está asociado a la edad: cuando el paciente es mayor, tiene más probabilidades de desarrollar esta enfermedad.

¿A qué síntomas debemos estar atentos?

En ambos sexos el hipogonadismo se caracteriza por generar pérdida de la libido y diferentes grados de infertilidad, al igual que cambios anímicos y tendencia a la depresión. A largo plazo, esta patología incluso puede ocasionar osteoporosis, trastornos articulares y mayor riesgo cardiovascular. En relación a los síntomas específicos en cada género, el especialista detalla:

Mujeres

Trastornos menstruales, desde falta de regla hasta irregularidad del periodo.

Bochornos, dolor y resequedad vaginal.

Alteraciones en la piel.

Hombres

Disfunción eréctil.

Disminución de testosterona.

Menor fuerza muscular.

Factores de riesgo

El primer factor de riesgo son los antecedentes familiares de trastornos genéticos, como el síndrome de Turner, Klinefelter o Kallman. Además, cualquier elemento que pueda comprometer el hipotálamo y la hipófisis, como traumatismos cerebrales, quimioterapia, abuso de drogas, el estrés crónico y el uso permanente de fármacos antidepresivos y antiepilépticos.

El endocrinólogo advierte que, en hombres, la principal causa del desarrollo de esta patología es el uso de anabólicos esteroidales con el fin de ganar masa muscular, seguido por la diabetes descompensada y el síndrome metabólico. Asimismo, “la obesidad produce infertilidad e hipogonadismo en ambos sexos”, afirma el Dr. Ríos.

Lo importante es controlar periódicamente los niveles hormonales, sobre todo para evitar problemas y complicaciones cuando los pacientes quieren ser padres. “El tratamiento dependerá de la causa específica del hipogonadismo. No obstante, en algunos casos la única solución es usar reemplazo hormonal femenino o masculino”, detalla el especialista.

Video Destacado