Los cuidados que debes tener con tu piel en primavera

El frío, el viento y las calefacciones propias del invierno dejan la piel reseca y con poca luz, la primavera en cambio ofrece climas más favorables a nivel cutáneo, pero también trae consigo la irritación y picores propios de la época con las temidas alergias estacionarias. Estas dos razones serían las principales causas de visitas a dermatólogos en esta periodo del año, explica el dermatólogo del Centro Médico la Dehesa de Clínica Santa María, Javier Arellano.

Según el especialista, esta temporada es una época particularmente importante tanto para las personas con alergia estacionaria, como también para los pacientes atópicos, ya que “en ellos existe el riesgo de exacerbar sus síntomas cutáneos con aparición de dermatitis y de urticarias o exacerbación de estas”.

Pero no todas las consultas son por alergias o por cuidados por resequedad, según el doctor Arellano, muchos son los pacientes que llegan en estas fechas para consultar temas médicos estéticos dado la proximidad con las fechas de fin de año (Graduación, Navidad, Año Nuevo), buscando resolver condiciones de la piel que muchas veces son crónicas y requieren un manejo prolongado para resolverse. Es el caso de consultas para tratamientos de acné, rosácea, manchas y el tratamiento del envejecimiento cutáneo.

Es por lo mismo que ante cualquier situación anormal que presente tu rostro, lo ideal es que de inmediato acudas a un dermatólogo para lograr identificar el problema y así evitar posibles consecuencias más graves.

Cuidados preventivos y controles regulares

Ante estas situaciones siempre la principal sugerencia es mantener controles regulares con dermatólogos, según el especialista, y no dejar para último momento el manejo o tratamiento de algunas condiciones crónicas. Especialmente en adolescentes con cuadros de acné, quienes dejan a última hora este tipo de consultas, ya que la respuesta se comienza a ver habitualmente después de tres meses de iniciado el tratamiento.

El doctor Arellano menciona que, “esta época es un momento importante para reforzar el uso de fotoprotectores diarios y la forma de su aplicación (y re-aplicaciones cada 2-3 horas), ya que es fundamental en la prevención de desarrollo de lesiones malignas de la piel, así como el envejecimiento cutáneo”.

¡Atención con los lunares!

El cáncer de piel también es una realidad cada vez más preocupante. La costumbre de exponerse al sol durante los meses de primavera y verano,  y sin la protección adecuada está ocasionando la aparición de estos tumores malignos.

El doctor Arellano sostiene que para poder detectar este tipo de tumores la principal sugerencia es consultar ante cualquier duda en las lesiones: nevos (lunares) o manchas que llamen la atención. Además sostuvo que existen criterios que podrían utilizarse para identificar nevos atípicos o lesiones malignas:

A: asimetría

B: bordes irregulares

C: color heterogéneo

D: diámetro mayor a 6 mm.

E: evolución, cualquier cambio en el tiempo, aumento de tamaño, sangrado etc.

Video Destacado