¡Ojo! Esto es lo que sucede si ignoras las alergias primaverales

Septiembre es uno de los meses más esperados por los chilenos: después de las celebraciones de Fiestas Patrias llega la primavera y empiezan a subir las temperaturas. No obstante, existe un porcentaje importante de la población que sufre con ésta época del año, ya que deben enfrentar las molestias que provocan las alergias estacionales. “Los pólenes que brotan son los antígenos que en unión con los anticuerpos del paciente provocan una respuesta más intensa que lo normal”, explica el neumólogo de Centros Médicos Vidaintegra, Dr. Juan Manuel Céspedes.

Esta reacción exagerada genera los síntomas típicos de picazón de ojos, nariz y muchas veces de oídos, además de ojos enrojecidos, estornudos y secreción nasal acuosa. Como advierte el especialista, las manifestaciones más graves están relacionadas con la calidad de vida, tanto por las molestias físicas como en la dificultad para hacer actividades de esfuerzo. “Suele haber dificultad para mantener un sueño profundo y por sobre todo, si desencadenan crisis de asma, pueden llegar hasta tener compromiso vital”, agrega.

Las alergias deben ser tratadas con medicamentos anti-alérgicos, tanto por vía oral como nasal, idealmente desde la segunda quincena de agosto y hasta el final de la temporada. De lo contrario, son progresivas en el tiempo y aumenta la cantidad de síntomas, corriendo el riesgo de desencadenar una crisis de asma bronquial.

Además, tener sintomatología alérgica que no está bien controlada implica una calidad de vida alterada:

– Se pierde el olfato y por lo tanto el gusto de lo que se come

– La rinitis acuosa excesiva se transforma en una molestia social y laboral.

– La falta de sueño reparador provoca fatigabilidad y mala concentración diurna.

– La dificultad respiratoria limita los juegos y el deporte, con una consiguiente disminución de la autoestima.

¿Las alergias aparecen con la edad?

El paso del tiempo es un componente esencial en el desarrollo de las alergias, ya que depende del desarrollo del sistema inmunológico en la infancia y posteriormente de la sensibilización a un alérgeno ambiental o laboral que va a provocar la sintomatología.

“Habitualmente la mayoría de las personas alérgicas desarrollan los síntomas entre los 15 y 30 años, pero excepcionalmente pueden aparecer en edades tardías, por lo cual alguien que nunca ha sido alérgico puede desarrollar los síntomas más adelante y se debe estudiar y tratar”, afirma el neumólogo.

Video Destacado