7 razones para que tu bebé no use el andador nunca más en su vida ¡No son lo que parecen!

Expertos han encendido las alarmas con este aparato debido a que aseguran no aporta ningún beneficio para el menor, es más, sería todo lo contrario.

Sin duda que uno de los aparatos que toda madre ha utilizado con su bebé es el andador. Y es que para que estamos con cosas, a los niños les encanta y además saca de apuros.

Sin embargo, expertos han encendido las alarmas debido a que aseguran no aporta ningún beneficio para el menor, es más, sería todo lo contrario. Según señaló Consumer.es, una publicación en la revista médica británica The British Medical Journal da cuenta de los problemas que tienen los niños con el uso del andador.

En ese sentido, Antonio Calvo, médico infantil del hospital vizcaíno de Cruces, en España, sostuvo que "los bebés cuentan con una serie de terminaciones sensitivas y térmicas que curiosamente se concentran en el pie. Ese es un punto fundamental en el crecimiento y el proceso cognoscitivo de los niños. Se trata de un órgano de información táctil, muy importante, que el andador anula con el paso de tiempo".

Además, el especialista aseguró al medio que "los bebés que crecen de forma natural, sin andador, adquieren el equilibrio y la fuerza necesaria para su desarrollo mucho antes que los niños que lo utilizan".

A continuación, te mostramos 7 razones para no utilizar el andador nunca más ¡Conócelas!

1- El andador, como ya lo mencionamos anteriormente, inhibe el gateo, el cual es muy necesario para el desarrollo del bebé.

2- Puede desencadenar malas posturas en el bebé, quien aún no aprende a caminar.

3- El andador puede provocar accidentes, debido a que el bebé no mide la velocidad que alcanza el aparato.

4- El andador no permite que los niños tengan el sentido del equilibrio.

5- Cuando un bebé se desplaza en andador fuerza sus piernas y pies, los cuales aún no están preparados para sostenerse, lo que puede derivar en malformaciones.

6- Los andadores promueven que los bebés caminen en puntillas.

7- Al contrario de lo que se piensa, los andadores no aceleran el proceso del bebé de aprender a caminar.

Si bien tiene más contras que pro, el uso del andador debe ser supervisado siempre por un adulto. Si decidiste tener uno en casa, lo importante es que sea como una forma de divertirse en lapsos cortos del bebé, no que sea utilizado para que aprenda a caminar.