¡ALERTA! El talco podría ser el peor enemigo para la salud de tu hijo

Los polvos de talco no son adecuados para los bebés. Su incorrecta aplicación puede generarle una posible intoxicación.

La intoxicación por talco ocurre cuando el bebé inhala o ingiere el polvo. La mayoría de los síntomas son confundidos por enfermedades, por lo que algunos padres se confían y no asisten al médico a tiempo.

Si no se trata con tiempo, puede causar un problema respiratorio serio o en casos extremos, la muerte. Para prevenir, se debe identificar las señales antes que sea demasiado tarde. 

¿Cuáles son los síntomas? Acá te los especificamos:

  • Vejiga y riñones: disminución del gasto urinario en forma considerable (o ausente).
  • Ojos, oídos, nariz y garganta: tos, irritación de los ojos, ictericia (ojos amarillentos) e irritación de la garganta (dolor al consumir líquidos).
  • Problemas gastrointestinales: diarrea y vómitos crónicos.
  • Corazón, pulmones y sangre: desmayo, convulsiones, hipotensión, dolor torácico, tos, dificultad para respirar, insuficiencia respiratoria, respiración rápida y superficial.
  • Sistema nervioso: coma, somnolencia, fiebre, apatía para hacer cualquier cosa, fasciculaciones o tics nerviosos en los brazos, manos piernas, pies y músculos faciales.
  • Piel: ampollas y sarpullido.

Cualquier síntoma de lo anteriormente mencionado implica acudir inmediatamente a un médico para reconocer cuál será el procedimiento a realizar. Se debe pronosticar la cantidad de tóxico ingerido y la prontitud con la que se debe aplicar el tratamiento.