Consejos para mamás: Qué equipaje llevar cuando viajas con bebés

Es muy común olvidarse de llevar algo o bien ni siquiera considerar ciertos elementos como importantes a la hora de viajar. Si estás a punto de viajar con tu bebé, estos consejos pueden ayudarte. Una lista de básicos es el punto de partida.

Viajar con un bebé al extranjero requiere organización y planificación. Ser previsible permite a los padres poder cubrir las necesidades de su bebé y en consecuencia poder disfrutar de cada segundo del viaje. La buena noticia es que el viaje empieza en casa, con la preparación del equipaje. Días antes conviene hacer la lista de lo que necesitamos llevar y hacer las compras de lo que falta. ¡Ya estamos viajando con la imaginación!

Seguramente han escuchado la frase ¨travel light¨. Es una buena recomendación para la vida en general, vivir con poco, ser minimalistas. Esta es la clave para viajar también, principalmente si lo hacemos con un bebé.

Hoy día el consumo de productos de bebé es masivo, nos bombardean con merchandising y así las mamás queremos tener todo. Todo nos parece imprescindible en casa, pero cuando tenemos que andar cargando con equipaje, lo recomendable es no llevar más de una valija mediana (no más de 12 kg de equipaje) y una mochila para usar durante el día.

Conviene que la mochila tenga varios compartimentos para poder dividir la zona donde llevamos las cosas de la comida, del cambio de pañales y otro sector para las cosas nuestras. Con este equipaje deberíamos acomodarnos para llevar todo lo que el bebé y la mamá necesitan y puede servir tanto para un fin de semana como para un viaje de un mes. En un viaje largo lo único que vamos a agregar es un par de mudas más para no estar en la obligación de lavar todos los días la ropa del bebé, considerando que puede usar hasta tres mudas por día (¡ y a veces más!).

No hay que viajar con mucho, pero sí pensar muy bien la lista de cosas indispensables para el bebé. Hay que prever momentos en que esté aburrido o tenga hambre. En caso de que manche mucho un pañal es bueno tener bolsitas ya que no siempre hay un cubo de basura cerca para tirar los residuos. Hay que considerar que el bebé se puede enfermar, por lo que es bueno tener algún medicamento básico y un termómetro a mano.

Además, hay que llevar algunos elementos que ayuden al bebé a sentirse más cerca de casa, algo a lo que esté acostumbrado, como su pañito de apego o lo que use para dormir.

Lo más importante es que no podemos escatimar en las mudas de ropa que llevemos para el bebé (lo que significa que debes escatimar en las mudas que lleves para ti, ¡lo siento!). Hay que llevar mucha ropa de cambio, un bebé usa al menos tres mudas por día. La ropa la puedes lavar a lo largo del viaje, pero siempre es práctico tener a mano un jabón neutro de ropa y tomarse un ratito al final del día para lavar algunas prendas y siempre tener ropa limpia de más. Sí, es verdad, se pierde un poco el glamour de viaje que solías tener cuando viajabas con tu pareja solos, pero todo es pasajero. Cuando menos te des cuenta, tu bebé va a crecer, hoy te toca lavarle algunas prendas con amor.

Qué llevar en la maleta

  • Ropa (según sea invierno o verano harás tu elección)
  • Manta
  • baberos
  • Sábanas de cuna
  • Muñeco de apego
  • Medicamentos
  • Termómetro
  • Cortauñas
  • Crema para el cuerpo
  • Cartones de leche para los dos primeros días en destino (luego compra en destino)
  • Pañales para los dos primeros días en destino (luego compra en destino)
  • Protector solar para bebés (de viaje ponerles protector solar en el rostro aunque sea invierno, cuando viajamos exponemos más a nuestros bebés al exterior)
  • Biberón extra (en caso de alimentar a tu bebé con fórmula)
  • Chupetes extra
  • Pañuelo
  • Mosquitero para el carro o cuna (en caso de viajar a algún lugar tropical o semi tropical)
  • Protector de lluvia para el carro
  • ¡Ya estás lista para emprender está aventura con tu bebé, ahora es cuestión de dar el primer paso!