Descubre cómo evitar una infección a tu bebé recién nacido

Una infección neonatal o sepsis es una condición que afecta a los bebés recién nacidos y debe ser tratado de inmediato.

Una de las causas de esta infección es: parto prematuro o  presencia de estreptococos del grupo B en el periodo de gestación.

Para ayudar a evitar esta infección los expertos aconsejan que durante el embarazo las mujeres tomen los antibióticos necesarios para combatir cualquier infección que presente.

Otros de los consejos es evitar el retraso del parto tras la rotura de aguas, esto para evitar contaminación.

Uno de los síntomas que puede presentar el bebé son:

  • Piel blanca
  • Ojos de color amarillo
  • Movimientos reducidos
  • Convulsiones
  • Problemas para respirar
  • Diarreas y vómitos

Ante estos males acude de inmediato a un especialista pues puede que tu bebé tenga una infección y es de vital importancia combatirla de inmediato.