En el embarazo, dormir sobre el lado izquierdo es mejor para el feto

Durante el embarazo, el bienestar de la madre influye en el desarrollo del bebé. Tanto es así que incluso la postura al dormir es relevante. Gracias a un estudio a más de mil mujeres, hoy sabemos que dormir de lado previene la muerte prematura del bebé, ya que facilita el riego sanguíneo y evita alteraciones de la respiración de la madre durante el sueño.

El bienestar del feto durante el embarazo es crucial para su correcto desarrollo. Por eso es importante que las madres sepan cómo pueden contribuir en ello. Además de no fumar, no beber alcohol, llevar una dieta equilibrada y evitar el estrés, varios estudios inciden en la importancia de algo tan simple como la posición de la madre al dormir. La última investigación apunta que las madres que duermen boca arriba tienen el doble de riesgo de muerte fetal que las que duermen sobre el lado izquierdo.

La muerte de un bebé es un evento dramático para los padres y para su entorno familiar. En nuestro medio ocurre en 1 de cada 200 o 300 embarazos. Una estrategia para disminuir estos casos es prevenir los factores de riesgo que inciden en el bienestar fetal como, por ejemplo, el tabaquismo. No obstante, como apunta Francesc Figueras, especialista en medicina maternofetal de BCNatal, “existen muy pocos factores de riesgo para muerte fetal que sean fácilmente modificables”. Y explica: “la edad avanzada de la madre, por ejemplo, está identificada como un factor de riesgo que no puede modificarse a nivel individual y cualquier cambio social que se requiera para disminuir la edad de embarazo es muy complejo”. Por este motivo es tan importante identificar nuevos factores de riesgo sobre los que sí se pueda hacer incidencia.

¿Dormir boca arriba o de lado?

En un reciente estudio, publicado en el International Journal of Obstetrics & Gynecology se realizaron entrevistas parta preguntar sobre los hábitos de sueño a 291 mujeres que tuvieron un bebé muerto después de las 28 semanas de embarazo y 733 mujeres que tuvieron un bebé nacido vivo. El principal hallazgo de esta investigación, dirigida por el doctor Heazell, fue que las madres que se dormían boca arriba tenían al menos el doble de riesgo de muerte fetal en comparación con las madres que dormían sobre el lado izquierdo.

Cuál es el motivo por el que esto sucede todavía está en fase de investigación. “Posibles mecanismos que explicarían este aumento de riesgo podrían ser la peor perfusión sanguinea del útero o alteraciones de la respiración de la madre durante el sueño”, apunta Figueras.

En otras palabras, el peso combinado del bebé y el útero ejerce presión sobre los vasos sanguíneos y esto puede llevar a restringir el flujo de la sangre y el oxígeno que le llega al feto.

Video Destacado