Experta advierte las desventajas para el bebé de ser rapado al nacer ¡Ojo!

La pediatra Marissa Jaitt despejó las dudas sobre el tema.

Muchas son las mujeres que deciden rapar a sus bebés apenas nacen. Algunas lo hacen por estética, otras porque piensan que así crecerá más sano y fuerte, mientras que otras solo lo realizan por una costumbre que existe en ciertas familias.

Ante las dudas que hay de las ventajas y desventajas de cortar el pelo del recién nacido, la pediatra experta en el tema, Marissa Jaitt, señaló a Planetamama.com que “pelar o rapar al recién nacido tiene que ver más con una costumbre cultural que con un beneficio para el bebé. Es más, como los recién nacidos no regulan bien su temperatura corporal, el cabello ayuda a que no pierdan el calor por su cabeza, es decir que no pelarlo contribuye en este sentido”.

La especialista precisa que “raparlo o no, no determinará las características futuras del cabello, porque eso tiene que ver con la genética. Al no raparlo, es normal que el pelito comience a caerse progresivamente, días después del nacimiento, y que la cabeza le vaya quedando pelada por partes, sobre todo aquellas donde se apoya al dormir, hasta que el pelo definitivo crezca. Algo parecido pasa al raparlo, puede que el pelo crezca disparejo y que también tenga partes peladitas hasta que se empareje”.

Ahora, si tu decisión es raparlo, Jaitt advierte que “lo mejor es acudir a un profesional y no intentar hacerlo en casa. En los centros de salud donde nacen suelen ofrecer este servicio así el bebé sale de allí con su cabecita ya pelada”.