¿Por qué los bebés tienen un aroma tan especial? ¡Acá está el secreto!

¿Cuántas se deleitan oliendo a sus pequeños? 

¿Has conocido un bebé que huela mal? (Dejando a un lado el olor de los pañales). Probablemente respondas que no. Pero ¿por casualidad te has cuestionado el motivo de esto? 

La explicación está en que los bebés no poseen glándulas sudoríparas apocrinas activas (encargadas de generar la transpiración), por ende, el pequeño no olerá desagradable. Los bebés tienen la facilidad de sudar, pero sus mecanismos no regulan bien la transpiración. 

No importa cuantas cremas, geles o ropa con colonia infantil tenga tu bebé, ¡éste siempre olerá rico! 

Aprovecha la infancia de tus pequeños, pues estas glándulas se desarrollan cuando llegan a la pubertad y su olor corporal cambiará radicalmente.