Sarampión en los niños: Cómo detectar la enfermedad y prevenir el virus

Conoce las principales características del sarampión y qué medidas se pueden tomar en caso de tener un niño con el virus

Aunque el sarampión parecía ser una enfermedad erradicada, durante los últimos años ha existido un aumento de casos debido, entre otros motivos, a la falta de vacunación.

Ante la reaparición de esta enfermedad, que en Chile ya suma siete casos en los últimos días, es importante conocer en qué consiste, sus principales síntomas y que medidas de prevención se pueden tomar para evitar el contagio.

El sarampión es una infección causada por un virus que hasta ahora no tiene un tratamiento específico y su síntoma más característico son las machas rojas que aparecen en la piel como sarpullidos.

Los más vulnerables ante esta enfermedad son los niños menores de un año que no han sido vacunados, aunque los adultos también pueden verse expuestos en el caso de no contar con la vacuna.

Síntomas para tener en cuenta en los niños:

En un principio, los síntomas del sarampión son muy similares a los de otras enfermedades, por lo que es difícil detectar de inmediato la enfermedad.

  • Fiebre
  • Malestar general
  • Tos
  • Aparición de manchas rojas en el rostro que después se extienden al resto del cuerpo

Después de cinco días los sarpullidos comienzan a desaparecer, aunque en los grupos de mayor riesgo -menores de un año y mayores de 20- se pueden presentar algunas complicaciones como infecciones respiratorias,  neumonía, bronquitis.

Qué hacer ante la enfermedad

El sarampión no tiene un tratamiento específico, pero existen algunas medidas que pueden ayudar durante el desarrollo de la enfermedad como una abundante hidratación, baños de agua tibia, consumo de medicamentos para bajar la fiebre

Cómo prevenir

El sarampión es una infección que se transmite por la vía aérea y su contagio comienza algunos días antes de la aparición de los primeros síntomas. Una de las medidas que se recomienda es mantener aislada a la persona afectada para evitar posibles contagios.

La principal medida de prevención ante esta enfermedad es la vacunación, hasta ahora la única alternativa ante esta infección.

Cuándo llevar al niño al médico

Aunque el sarampión se debiera pasar solo, se debe acudir al médico en los siguientes casos:

  • Tras cuatro días de sarpullidos la fiebre no disminuye
  • Dolor de oídos
  • La tos empeora