Señales alertas para detectar problemas de visión en tus hijos

1 de cada 3 casos de fracaso a nivel escolar en niños, se debe a problemas de visión.

Dolores de cabeza, guiñar un ojo, acercarse o alejarse mucho de la pizarra o de la hoja donde está realizando sus labores, son algunos de esos signos alertas que tenemos que prestar atención porque podríamos estar ante un problema de visión. Es importante también considerar la carga genética, ya que si los padres son miopes, existe un 60% de probabilidad de que el menor pueda heredar dicha deficiencia.

Los escolares ignoran el hecho de ver mal porque siempre han visto el mundo de esa forma desde que desarrollan el sentido de la vista, por lo que es importante que como padres conozcamos aquellas señales que nos ayudan a descubrir si nuestros hijos están teniendo algún problema de visión.

En la escuela es el lugar o etapa más común cuando se empiezan a dar los primeros signos de alertas: dificultad para leer o escribir, mirar la pizarra o detectar correctamente los diferentes colores. Por lo que si estos problemas no son detectados o solucionados a tiempo, puede darse un fracaso escolar y la pérdida –incluso- de autoestima en el niño.

Además, es de vital importancia que aunque tu hijo no muestre alguno de los signos alertas, el menor pueda asistir a su primera revisión oftalmológica al primer año de vida, no sólo para descartar estas deficiencias de la vista, sino también para detectar cualquier otra anomalía frecuente en menores.  

Lo ideal igualmente seria cuidar la salud ocular de nuestros niños, evitando por supuesto la total exposición a los agentes externos, claro ejemplo de ello, son las pantallas del móvil, televisión, tablets, entre otros. La larga exposición a ellos, podrían ser motivo de cansancio ocular, déficit de visión, por lo que se debe descansar de la exposición a estos dispositivos por lo menos cada 30 o 40 minutos y hacer uso de ellos, por tan sólo 2 horas diarias.