¡Verano! Cuida a tu bebé de las quemaduras solares

Se viene el verano, altas temperaturas y exposición a los rayos solares, por esto es importante conocer cómo proteger a tu bebé de las quemaduras del sol y pueda disfrutar de esta rica temporada.

Es bien sabido que la piel de los bebés es mucho más delicada que la de un adulto y para agregarle un poco más de gravedad, los bebés no saben cómo exteriorizar si sienten mucho calor o no. Entonces ten presente el refrán que dice: “mejor prevenir que lamentar”.

Evita las horas altas de rayos solares. El horario comprendido entre las 10 y 13 horas es el más fuerte: hay mayor cantidad de rayos y por consiguiente, mayor cantidad de sensación de calor.

Ubica siempre a tu bebé bajo una sombra: bien sea bajo un toldo, sombrilla, árbol. Aun así no olvides colocarles protector solar especial para niños.

Viste a tu bebé con ropa ligera pero que cubra la mayor cantidad de piel posible. Colócale un gorro con alerón grande para que su cara no quede expuesta a los rayos del sol.

Y no olvides por ningún motivo, mantenerlo bien hidratado: el calor nos deshidrata aunque no veamos signos de sudor.