Meghan Markle se quedó sin asistente antes de la llegada de su bebé

Muchos han sido los rumores que rondan esta historia y es que se comenta que Meghan Markle tiene muy mal carácter y sus trabajadores poco la toleran.

Esta vez, una de sus guardaespaldas renunció justo antes del nacimiento del primogénito.

Aparentemente no es la primera vez que una de sus asistentes renuncia. Pues hace algún tiempo otra de ellas habría abandonado el puesto al poco tiempo de contratada.

Aunque aún no está claro el motivo, se comenta que la duquesa de Sussex mantiene una actitud propia de actriz de Hollywood y siempre quiere estar en contacto y acercarse a fanáticos y otros curiosos para conversar, dificultando la tarea de sus guardaespaldas.

Al parecer, esta sería la razón por la que la inspectora de la policía metropolitana de Londres, que encabezaba su dispositivo de seguridad abandonó el puesto, así lo reseñó la revista ¡Hola!.