Noches de calor: Cómo lograr que los niños puedan dormir bien ante las altas temperaturas

Las altas temperaturas en la noche pueden afectar a los más pequeños a la hora de dormir, por lo que es fundamental tomar algunas medidas

Las altas temperaturas no solo generan problemas durante el día, sino que también en la noche, perjudicando el descanso de los más pequeños, que muchas veces presentan problemas para conciliar el sueño.

Lo ideal para dormir bien es estar en un ambiente con temperaturas promedio de 19 a 21 grados, lo que en muchos casos no se cumple en el verano.

En el caso de los adultos, muchos duermen con ventilador o aire acondicionado, pero cuando se trata de niños, hay que tener algunas precauciones.

Evitar las corrientes: Ventanas abiertas o ventiladores pueden generar corrientes, es fundamental que la cuna quede protegida.

Uso de ventilador: Lo ideal es refrescar la pieza antes de acostar al niño y tras ingresar a la habitación, dejarlo en el nivel más suave.

Aire acondicionado: Se debe prender antes de ingresar al bebé al cuarto y al acostar al niño se debe apagar, ya que su uso puede generar problemas para respirar.

El pijama: Es fundamental usar una tela cómoda y ligera, una buena opción es el algodón.

Video Destacado