ONG Mente Sana entrega consejos para tratar a los niños ante la crisis en Chile

Ante los graves episodios ocurrido en el país, ONG Mente Sana elaboró una guía de consejos para enfrentar lo acontecido de la mejor manera posible.

Y, es que “los conflictos como situación extrema deja a los sujetos que la atraviesan enfrentados a un impacto emocional intenso que les exige una respuesta de adaptación que puede ser vivido como excesivo para sus capacidades”, asegura, Francisco Flores, psicólogo y director de Mente Sana, www.fflorespsicologo.com

Para evitarlos, el especialista aconseja: “Respecto de los niños y en la población en general, es necesario la contención. Esto significa poder hablar con ellos y explicar la situación. No omitirla o negarla. Esto les permite procesar sus emociones que no pueden ser comprendida y lo sobrepasan. Las palabras les permite elaborarlas y darles una significación”.

De igual forma, hablar y comunicar lo ocurrido, ponerles palabras a las emociones y, dentro de lo posible, relacionarnos con otros para no verlos como pura amenaza, son acciones recomendables para seguir.

Ver televisión con ellos, pero explicando  situaciones conflictivas y entregarles seguridades acerca de su protección. Advertirles que en Internet circula información falsa y que tampoco es bueno que corten comunicación con amigos y compañeros.

Es importante promover, en el caso de los niños, que jueguen para que distiendan y proyecten angustias, aumentando los momentos de esparcimiento.

Francisco Flores sostiene que como lo muestra la evidencia social, más que Crisis de Salud Mental, “Chile padece de un malestar social que se ha expresado claramente. A pesar de intentos de patologizarlo o incluso medicarlo”.

En este sentido, el agotamiento, la sobre adaptación, no es un trastorno privado, sino la respuesta del cuerpo sensible a exigencias más allá de sus posibilidades. El riesgo es convertir el malestar en una patología.

“Al contrario de lo que se cree, es la ausencia de ideología, de ideales normativos, lo que hace a la violencia como objeto de goce privado, sin lazo social”, sostiene el especialista.

Entonces, es necesario adoptar un enfoque alternativo al modelo biomédico para promover la salud mental: “la desigualdad es un obstáculo clave para la salud mental. Reducir las desigualdades es una condición previa para promoverla”, enfatiza.

Finalmente, agrega, “los conflictos como situación extrema deja a los sujetos que la atraviesan enfrentados a un impacto emocional intenso que les exige una respuesta de adaptación que puede ser vivido como excesivo para sus capacidades”.

Más información en www.fflorespsicologo.com