Pamela Díaz revela lo bueno y lo malo del toque de queda con sus hijos

La animadora del programa "Viva la Pipol" de CHV, Pamela Díaz, sinceró a sus compañeros de trabajo cómo vivió los días de toque de queda con sus hijos, el que tuvo un sabor de dulce y agraz.

Todo partió cuando estaban hablando de cómo enfrentar el tema de las manifestaciones sociales con los niños, si es necesario que ellos vean televisión e incluso participen de estas.

Fue ahí cuando Pamela tomó la palabra y contó con lo que le pasó con su hijo de 12 años, "Él vio televisión y estaban en la casa porque había toque de queda y yo no les dije nada. Pero me pasó un día que almorzando en familia les dije si habían visto algo y me dijeron que en el colegio les dieron una charla, que le contaron", partió diciendo.

Para luego contar que ella quería saber lo que le habían dicho en el colegio entonces le preguntó y el niño le respondió, "me dijo que ‘sabemos que hay injusticia, que no hay salud’, tienen las cosas más claras que uno".

Finalmente "La Fiera" sinceró que si bien lamenta que se hubiera llegado al tema del toque de queda, a ella en lo personal, le sirvió para estar más en casa y poderse relacionar más con sus hijos, dedicarles mucho más tiempo.

"Y sí hubo algo bueno del toque de queda, que creo que sí estuve más tiempo con mi hijo, que le pasó a muchas familias, que pudieron conversar, que me pude tomar un café tranquila con mi hijo y hablar de cosas que quizás hace mucho tiempo no hablaba, eso fue lo único positivo", remató.