Programación Neurolingüística: La técnica que explica y podría poner fin a la obesidad

Programación Neurolingüística (PNL), la técnica que explica la obesidad por las emociones y que podría ponerle fin a la enfermedad

No es extraño escuchar casos de personas que pese a realizar dietas y hacer ejercicio no logran bajar de peso y aunque puede parecer muy frustrante, es importante cuestionarse qué es lo que ocurre que nuestro cuerpo no reacciona.

Pese a que la obesidad es una enfermedad, que se produce por alimentarse de la manera equivocada, lo cierto es que hay emociones que van produciendo dicha patología, y que sí no son tratadas, pueden acompañarnos toda la vida.

Asimismo, hay que tener en cuenta que la forma en que enfrentamos los kilos extras y cómo nos afecta emocionalmente el vernos al espejo, influye en la imposibilidad de lograr nuestros objetivos, como por ejemplo “me veo siempre fea”, “es imposible para mí bajar de peso”, “como muy poco e igualmente engordo”.

En ese contexto,para lograr el cambio, es importante tener en cuenta que el proceso de adelgazar engloba espíritu, mente, cuerpo y emociones y una forma de tratarlo es a través de la Programación Neurolingüística (PNL), una técnica muy efectiva si la ponemos en práctica.

Fabiola Escobar, experta en Programación Neurolingüística, Coaching y Grafología plantea que  la PNL es una metodología que nos permite conocer cómo procesamos la información y vivimos nuestras experiencias, enseñándonos a utilizar nuestros recursos internos para generar cambios positivos.

“Toda enfermedad tiene como origen una emoción que la genera, y en el caso del sobrepeso es la desprotección. Cuando hablamos de desprotección nos referimos, por ejemplo, a la desprotección económica, que nos genera una preocupación constante. Desprotección emocional, en que no sentimos el amor de pareja, o el de nuestros padres”, explica la especialista.

La PNL es posible aprenderla a través de cursos, diplomados y también acceder a una terapia para descubrir la emoción que nos está produciendo la enfermedad, aunque en un principio, también pueden servir algunos tips.

  • Imagina el resultado: Imagina que ya has conseguido tu objetivo, que te encuentras en tu peso y experimenta lo que sientes, mira la ropa que llevas y cómo te ves con tu nueva figura.
  • Imagina la reacción de los otros: Piensa en lo que te dirá tu pareja, tus hijos, amigos y cómo van a reaccionar al verte con esta nueva imagen.
  • Mira otros modelos a seguir: Fíjate en tu entorno y ve a aquellos que lograron el cambio, cómo lo hicieron, qué los motivo y que herramientas utilizaron.
  • Toma consciencia: Siempre pensamos que estamos haciendo las cosas de manera correcta, pero ¿es cierto? Observa tu rutina, ve que estás haciendo mal, cuál es tu desorden y el por qué lo sigues haciendo.  Termina además con la creencia de que algo te impide cumplir tu meta.
  • No culpes a los demás: Tomar la responsabilidad de tu vida, de tus acciones, de cómo experimentas tu vida es lo que te da la libertad de crear la Vida que deseas. Con la PNL aprendes a ser el director de tu vida.