Estas son las razones por las que nunca debes discutir con una embarazada

La etapa del embarazo es un mundo maravilloso no solo para la mujer, sino que también para todo su entorno. La idea es tratar de que la futura madre se encuentre cómoda siempre, evitando las discusiones que se puedan producir en la familia.

Esto no siempre ocurre, y algunas embarazadas deben soportar situaciones de agobio que en la mayoría de los casos repercuten en el bebé. ¿La razón? Cuando una mujer que está en etapa de gestación discute, se produce un estrés que inevitablemente afectará al niño por nacer.

A continuación, te mostramos algunas consecuencias para el feto cuando su madre discute:

- Cuando una embarazada está sometida a una situación de estrés, el bebé puede presentar un desarrollo mucho más lento que el normal.

- También, los bebés pueden tener un bajo peso al nacer, producto de los cambios hormonales de la madre cuando discute.

- Los altercados pueden provocar un parto prematuro debido a los nervios que ocasionan las discusiones, lo que desencadenaría en que la madre tenga una presión arterial alta, provocando problemas en la placenta, e incluso induciendo el parto.

- No es un misterio que el desarrollo del bebé dentro del vientre materno influye mucho en su comportamiento a futuro. Es decir, que el niño podría presentar los mismos cambios emocionales que la madre.

 

Fuente: Vix.com