Estrías en el embarazo: ¡Dile adiós antes de que aparezcan con estos fabulosos tips!

Las estrías son lesiones cutáneas que aparecen cuando la piel pierde su flexibilidad natural y no puede resistir estiramientos importantes en un período corto de tiempo, por eso gran cantidad de mujeres sufren a partir del quinto o sexto mes de embarazo.

Su primera apariencia es de líneas rosadas para luego convertirse en líneas blancas o plateadas.Este estiramiento ocurre porque la mujer embarazada tiene que dejar espacio en el vientre creciente para albergar la vida que está creciendo en su interior, es decir, a su nuevo bebé.

Desde pequeñitas estamos acostumbradas a escuchar sobre estas tan temidas estrías y que una vez que aparecen son muy difíciles de quitar, pero existen métodos fáciles y al alcance de tu mano para evitar que estas cicatrices tomen un rol protagonista en el embarazo.

Aquí te mostramos cuatro tips para remedios caseros que te ayudarán a mantener una piel sin marcas durante y después del embarazo:

Masajes con aceites:

Los masajes con aceites en el área de abdomen, muslos y pecho harán que estas zonas estén más suaves y flexibles, también te servirán como alternativa cuando tengas algún tipo de comezón en algunas de estas áreas, ya que al rascarte irritas la piel y pudieras acelerar el proceso de la aparición de las estrías. Los aceites más recomendados son: aceite de oliva, aceite de rosa mosqueta, aceite de ricino y aceite de almendras.

Aloe vera

El aloe vera es por excelencia uno de los remedios naturales más utilizados para problemas de la piel, ya que contiene propiedades curativas y relajantes. Aplícalo directamente en las áreas a prevenir y frótalo durante unos 15 minutos, luego enjuaga con agua tibia.

Zumo de limón

Este remedio es para cuando ya tienes algo avanzado el estado de tus estrías, el ácido del limón te ayudará a disminuir la apariencia de estas pequeñas intrusas. Solo tienes que frotar el zumo de limón, dejar que penetre en la piel y luego enjuagar con agua fría, tendrás que hacer esto todos los días para ver buenos resultados y súper importante, realizar esto en la noche preferiblemente, para así evitar manchas por el sol.

Claras de huevo

Para este remedio se recomienda batir las claras de dos huevos a punto de nieve y aplicar una capa sobre las zonas deseadas, esperar que seque y luego enjuagar con agua fría.

Estos tips vienen de la mano con una buena hidratación y una correcta alimentación que harán que disfrutes de la bella etapa de tu embarazo sin preocupaciones.