5 efectivas formas de evitar que los niños digan garabatos desde pequeños ¡Debes saberlo sí o sí!

Algo que cada vez es más común en los pequeños también se puede revertir.

Una de las cosas que siempre aparecen cuando los niños están comenzado a hablar son los temidos garabatos. Y es que ya te habrás dado cuenta de lo rápido que aprenden a decir palabras y sobre todo, las que no son indicadas.

Es por esto que a continuación te mostraremos algunas recomendaciones para evitarlas, sin embargo, debes saber que la enseñanza pasa por la familia, sobre todo por los adultos, así que ¡Atentas!

1- No prestes atención: Si escuchas a tu hijo menor de tres años decir una grosería no le pongas atención y mucho menos te rías, ya que así lo único que conseguirás es que lo vuelva a repetir como una forma de agradarte.

2- Ser un ejemplo: Es esencial que tu hijo nunca te escucha decir un garabato. Recuerda que tu eres el ejemplo para él y cada cosa que hables o hagas lo tomará por algo que está bien.

3- Explicar: Si tu hijo ya tiene más de cuatro años es necesario que le expliques que esas palabras no se deben decir y que si lo hace, deberás prohibirle algo.

4- Poner límites: Te ha pasado que cuando visitas la casa de algún familiar y tu hijo dice alguna grosería, se lo aplauden? Para que esto no ocurra debes marcar bien los límites, conversar con tus parientes y hacerles saber tu postura.

5- No lo avergüences en público: Procura no avergonzarlo en público y sobre todo no lo trates con malas palabras.