Colegio de Nutricionistas entrega las claves de una adecuada colación

La colación parece un tema secundario pero puede ser clave para el desarrollo de los niños

Cuando falta poco para que comience marzo y con ello el regreso al colegio, son muchas las familias preocupadas de los uniformes y útiles escolares, pero no de la colación que llevarán los niños a la escuela.

En ese contexto, el Colegio de Nutricionistas entregó algunas claves para elegir la correcta colación y además enfatizó en la importancia de entender que la alimentación también es parte de la educación de los pequeños.

Pabla Durán, vocera del Colegio de Nutricionistas, explica que la importancia de esta comida radica en que permite “ayudar a los alumnos en su rendimiento en clases, aumentando su concentración, función cognitiva, por lo que prevalece en esto es la calidad nutritiva que tenga cada porción”.

Healthy eating, fitness and weight loss concept, white scale with fruit on a wooden table, blank copy space at left

Considerando la relevancia de la colación, es fundamental educar a los niños, tanto en la casa como en la escuela, de la relevancia de una buena alimentación.

Según la nutricionista, uno de los mayores problemas es “que tanto padres como apoderados tienden a darle a sus hijos o pupilos una colación equivalente a un segundo desayuno, mencionar también que la calidad de esta colación es normalmente carente de vitaminas y minerales y rica en grasas saturadas y azúcares”.

Recomendaciones

Ana Josefa Moraga, también vocera del Colegio de Nutricionista, plantea que una de las mejores y más sencillas colaciones es la fruta, fuente de vitaminas, minerales y fibra.

Otras opciones un puñado cerrado de frutos secos o una caja individual de leche o yogurt prefiriendo siempre las opciones semi o descremadas,  huevo duro, palitos de zanahoria y apio, para así fomentar el consumo de verduras.

Además, es importante no olvidar que el consumo de agua es fundamental para mantenerse hidratado. Una opción alternativa es el consumo de aguas saborizadas naturalmente con rodajas de frutas o hierbas como menta o cedrón.

Aunque el ideal es siempre evaluar caso a caso, habitualmente se recomienda que la colación aporten entre el 5 a 10% de las necesidades energéticas diaria en un niño, es por esta razón la importancia de la consulta nutricional tanto en esta etapa como en todo el ciclo vital.