Consejos para involucrar a tus hijos en las fiestas de fin de año

A solo un mes que comience Navidad y Año nuevo, hay rituales familiares en los que los padres quieren incluir a los más pequeños, para eso es necesario que tomes algunas precauciones para que los hijos estén cómodos.

Acá te dejamos una serie de consejos para que este fin de año lo pasen de la mejor manera.

Explica a tus hijos la importancia de estas fechas

Si son muy pequeños, poco y nada entenderán, pero a medida que van obteniendo conciencia es importante que sepan cuál es la razón de porque la familia y amigos se reúnen. Esto hará que sea más fácil involucrarlos.

Haz que se sienta cómodo

Si van a pasar las fiestas en casa, para los niños será mucho mástranquilo, para poder jugar y descansar. Pero si las celebraciones son en otra casa, prepara todo para que se sientan cómodos, ya que son propensos a estresarse cuando no están en su zona de confort.

Prepara un menú especial para ellos

En esos días muchos de los platos tradicionales de cenas de fin de año, no están hechos para los niños, por lo que se recomienda un menú especial, si ya comen sólidos. No olvides de que no porque sean celebraciones ellos podrán comer de todo. Hay que cuidar su alimentación.

Involúcralo en las tradiciones familiares

Los tradicionales familiares hacen que los niños se sientan integrados. Claramente no pueden realizarlas todas, pero será una buena instancia para crear nuevas tradiciones acomodándolas a los niños. Cómo reflexionar la importancia de la familia y amigos y que los regalos no son lo mas importante, sino que los sentimientos y estar juntos.

Prepara actividades entretenidas

Prepara juegos especiales donde toda la familia pueda participar, pero enfocado en los más pequeños. Para muchos niños las fiestas pueden tornarse aburridas en la previa, por lo que es importante que no solo vean adultos conversando, sino que se sientan integrados a través de diversas actividades.

Un lugar donde puedan descansar y jugar

Los más pequeños suelen desvelarse al ver tanta gente reunida, pero eso no quiere decir que sus horarios de descanso se desacomoden demasiado. Si estas fuera de la casa, prepara un lugar con anterioridad para que ellos puedan descansar y jugar. Así los más grandes también tendrán su espacio y podrán relajarse sin alteraciones.

Por Alejandra Manterola